Cuartos de pata de pollo marinados al horno

Cuando estás presionado por el tiempo y el dinero, marinar cuartos de pata de pollo se adapta a la cuenta. Este corte menos costoso de pollo tiene más sabor y humedad que las pechugas. Marinar los cuartos de pata requiere poca preparación para infundir sabor y hornearlos permite cocinarlos sin la adición de aceite. Retira la piel antes de hornearlos para permitir que la marinada penetre completamente en el pollo y para disminuir el contenido de grasa.

Absorbe el sabor

Marinar Infunde el pollo un sabor profundo en la carne. Utiliza una marinada comprada en la tienda si te falta tiempo, o haz la propia para controlar los ingredientes y personalizar los sabores. Las marinadas incluyen tres ingredientes básicos: aceite, acidez, como vinagre o jugo de limón y especias. Coloca el pollo en una bolsa resellable para una fácil limpieza y déjalo marinar durante dos horas o toda la noche para un sabor más fuerte. El USDA señala que el pollo puede dejarse con seguridad en la marinada durante dos días. Siempre marina el pollo en el refrigerador, no sobre el mostrador de la cocina.

Tiempo de preparación

Precalienta el horno a 350 grados Fahrenheit. Retira el pollo y desecha la marinada restante. Debido a una posible contaminación bacteriana, no es seguro usarla como una salsa a menos que primero se hierva. Coloca el pollo en una sola capa en una fuente para horno. Evita el hacinamiento o la superposición del mismo para que se cocine completa y uniformemente. Si lo deseas, puedes agregar un empanado al pollo antes de hornearlo, cubriéndolo ligeramente con migas de pan o harina sazonada para sabor y textura adicionales.

Golpe de horno

Hornea los cuartos de para de pollo durante aproximadamente 40 a 50 minutos, dependiendo del tamaño de los mismos. Aunque algunas instrucciones dicen cocinar el pollo hasta que los jugos salgan transparentes, esto no es una forma precisa de determinar el grado de cocción. Usa un termómetro de carne insertado en la parte más gruesa del muslo para verificar la temperatura interna, evitando el hueso o el recipiente. La temperatura debería registrarse por lo menos en 165 F.

Almacénalo

Compra grandes paquetes familiares de cuartos y hornéalos con antelación para utilizarlos más adelante en la semana, rallados en sopas, guisos, estofados o fajitas. Para el almacenamiento a corto plazo, el pollo dura de 3 a 4 días cuando está refrigerado a 40 F o menos. Congela los cuartos de pata de pollo al horno con seguridad durante cuatro a seis meses. El USDA señala que el pollo dura aproximadamente cuatro meses si se lo congela a 0 grados Fahrenheit o menos.

Más galerías de fotos



Escrito por amber canaan | Traducido por marcela carniglia