¿Cuánto me tomará estar en forma corriendo a velocidad?

Correr a velocidad es un ejercicio aeróbico que recluta más fibras musculares que la mayoría de los ejercicios cardiovasculares aeróbicos ligeros o moderados. Por eso, los corredores a menudo exhiben físicos más poderosos y musculares que los corredores de distancia. Es imposible saber cuánto te tomará estar en forma haciendo corridas a velocidad, pero la práctica puede ayudarte a alcanzar tu meta de aptitud para fortalecer los músculos y quemar calorías.

Intensidad de la corrida

La forma más precisa de medir la intensidad del ejercicio es intentar llevar un registro de tu ritmo cardíaco durante tu ejercicio. Cuando excedas el 80% de tu ritmo cardíaco máximo, habrás ingresado a una zona anaeróbica de energía. Correr a velocidad cae dentro de esta categoría porque requiere contracciones intensas que solo se pueden lograr a través de la ruptura inmediata de la células de glucógeno. El oxígeno simplemente no es suficiente para mantenerte durante una corrida.

Quema extrema de calorías

Mientras más alto esté tu ritmo cardíaco durante el ejercicio, más calorías quemarás durante el mismo. Si quieres estar en forma, necesitas llegar a un equilibrio entre la construcción de músculo y la quema de grasa. Dado que no puedes correr por largos períodos de tiempo, el número de calorías que quemes durante este ejercicio es limitado. Por suerte, correr y otras formas de entrenamientos de alta intensidad arrancan largos períodos de quema de calorías post-ejercicio, coloquialmente referido como "efecto de postcombustión". De hecho, el 95% del total de calorías quemadas por correr a velocidad ocurre luego de que dejaste la pista, según el Doctor Christopher Scott, PHD, un profesor de fisiología del ejercicio de la Universidad Sureña de Maine.

Efecto en los músculos

Los corredores contraen sus músculos al máximo para alcanzar velocidades superiores, lo que resulta en una activación del músculo que sobrepasa la mayoría de otras formas de entrenamiento. Uno de los procesos que arranca la quema incrementada de calorías y el crecimiento muscular es la hipertrofia. Este proceso de regeneración muscular ocurre cuando hay daño a las células satélite en el tejido muscular como resultado de contracciones musculares intensas. Además, el entrenamiento anaeróbico causa que tu cuerpo incremente la testosterona y la producción de hormonas de crecimiento, aumentando tus posibilidades de estar en forma con el tiempo.

Precauciones y consideraciones

Los mismos aspectos de correr a velocidad que lo hacen tan efectivo para el crecimiento muscular, energía y velocidad, también hacen que sea difícil ejercitar con regularidad. Dado que tus músculos requieren tiempo para descansar y recuperarse después de correr, no deberías hacerlo en días consecutivos. Además, necesitas redondear tu rutina de entrenamiento con una dieta balanceada y programa de nutrición si quieres estar en forma lo mejor posible. Si no consumes suficientes calorías, tu cuerpo puede quemar músculo cuando se quede sin reservas de grasa luego de un ejercicio intenso. Come algo ligero antes de entrenar y come comidas ricas en proteínas luego del ejercicio para dar a tu cuerpo los suministros necesarios para construir músculo.

Más galerías de fotos



Escrito por steven kelliher | Traducido por lautaro rubertone