¿Cuánto tiempo toma perder la grasa abdominal después del embarazo?

El cuerpo de cada mujer responde de manera diferente y el proceso de recuperar el cuerpo que tenías antes del embarazo puede tomar meses, o incluso años. No solamente tus músculos, piel y tejidos tienen que encogerse de nuevo, sino que también tienes que ocuparte de la grasa extra que tu cuerpo ha adquirido a propósito para brindarle apoyo al amamantamiento. Si cometiste el error de comer por dos, el proceso puede demorarse un poco más.

Periodo de recuperación

El primer obstáculo que tendrás que sortear en tu búsqueda de perder peso después de dar a luz es tu propio período de recuperación. Tienes que darle a tu cuerpo tiempo para llevar a cabo la transición a mujer no embarazada. Algunas mujeres descubren que pueden comenzar a realizar actividades ligeras y ejercicio tan sólo unos días después del parto, mientras que otras, especialmente las mujeres que hayan tenido partos quirúrgicos o complicaciones en el embarazo, requieren semanas o meses antes de tener la fuerza suficiente para comenzar una iniciativa de pérdida de peso. Tan pronto como te sientas en capacidad de mejorar tu cuerpo posterior al embarazo, pide una cita para obtener el permiso de tu médico.

Dieta y ejercicio

Vas a perder una gran cantidad de peso en los días y semanas posteriores a tu embarazo. Tu volumen sanguíneo regresará a la normalidad y tu piel comenzará a encogerse nuevamente. Una vez que el proceso termine, será tu responsabilidad. La mejor manera de alcanzar sus metas de una forma saludable es llevar una dieta sana y hacer ejercicio. La dieta y el ejercicio pueden causar una pérdida de peso principalmente creando un déficit calórico y generando masa muscular.

Ventajas del amamantamiento

Las madres que amamantan tienen una ligera ventaja sobre las que utilizan leche de fórmula, en lo que respecta a la pérdida de peso. Puesto que tu cuerpo está regularmente activo para crear la leche materna, el mismo quema unos cuantos cientos de calorías adicionales por día. Dicha quema de calorías adicional te ayuda a perder peso sin hacer cambios drásticos en tu dieta ni adicionar ejercicio, mientras estés estableciendo una rutina de amamantamiento. De hecho, BabyCenter recomienda esperar por lo menos dos meses antes de tratar de perder peso de forma activa, de tal manera que no afectes adversamente tu producción de leche.

Mantenerte dentro de límites seguros

La paciencia es uno de los elementos clave de seguridad para la pérdida de peso después del embarazo. Si bien es posible que quieras perder ese peso de inmediato, iniciar una dieta y obligarte a hacer ejercicio antes de que te recuperes tendrá como resultado la fatiga, durante una época de tu vida en la cual te resultará más necesaria tu energía. Una pérdida de peso rápida también puede causar la presencia de toxinas en tu leche materna. Incluso si esto sucede, "la leche materna sigue siendo el alimento más saludable para tu bebé, así que no permitas que esto te disuada de amamantar", de acuerdo a la consultora sobre lactancia de BabyCenter, Susan Condon.

Más galerías de fotos



Escrito por lillian downey | Traducido por jhonatan saldarriaga