¿Cuánto sodio hay en el pavo?

El pavo es una rica fuente de proteínas, y muchos cortes de su carne son bajos en grasas y calorías. Por eso, podrías encontrar que el pavo es una adición beneficiosa a tu dieta, incluso si estás tratando de perder peso. Sin embargo, no todas las características nutricionales del pavo son beneficiosas; algunos tipos pueden ser altos en sodio, lo que puede hacerlos inapropiados para tus necesidades dietéticas. Nota que pueden existir variaciones basadas en la marca, así que siempre revisa las etiquetas de los empaques en busca del contenido de sodio antes de seleccionar un producto.

¿Qué es el sodio?

Indudablemente has escuchado mucho sobre el sodio, pero podrías no entender exactamente qué hace o por qué demasiado es algo malo. Como con otros minerales, tu cuerpo necesita sodio para una salud óptima; el nutriente ayuda a asegurar que tu cuerpo tenga niveles normales de fluidos y ayuda a enviar los impulsos nerviosos. El sitio web de la Clínica Mayo también nota que el sodio ayuda a tus músculos a contraerse y relajarse, pero consumir más de los 2.300 mg recomendados diariamente puede generar complicaciones. Demasiado sodio causa retención de líquidos e incrementa la presión sanguínea.

Carne de pechuga de pavo

Consumir pechuga de pavo del ave, en lugar del tipo pre-empacado, puede ayudarte a evitar el exceso de sodio. Por ejemplo, una porción de 3,5 onzas de pechuga de pavo a la parrilla contiene sólo 52 mg de sodio, que es sólo 2 por ciento de la ingesta diaria sugerida de 2.300 mg. Este tipo de pavo puede ser apropiado incluso si tienes alta presión sanguínea o enfermedades renales; el sitio web de la Clínica Mayo sugiere un límite diario de 1.500 mg de sodio para esas condiciones, así que 3,5 onzas de pavo a la parrilla proveerán sólo 3,5 por ciento de esa cantidad.

Rebanadas de carnes frías de pavo

Las rebanadas de carnes frías de pavo pueden ser altas en sodio, ya que ese mineral es agregado para darle sabor y para ayudar a preservar la carne en el tiempo. Una porción de 2 onzas de carnes frías de pavo en rodajas provee 620 mg de sodio, que comprende el 27 por ciento de la ingesta diaria sugerida de 2.300 mg. Si tu salud dicta un límite de 1.500 mg, 2 onzas de carnes frías de pavo en rodajas proveerá 41 por ciento de esa cantidad.

Pavo molido

El pavo molido puede ser usado como sustituto de la carne molida y usada en recetas como hamburguesas o tacos. Aunque el pavo molido es alto en grasas (17 g por porción de 4 onzas) es más bajo en sodio que otros tipos de pavo, con 85 mg por 4 onzas. Esa cantidad comprende sólo 4 por ciento de los 2.300 mg recomendados y 6 por ciento de la recomendación de 1.500 mg.

Charqui de pavo

El charqui de pavo es un bocadillo masticable similar al charqui de res, aunque típicamente es más bajo en grasa y calorías. Desafortunadamente, una de las similitudes del charqui de pavo con el de res es que es alto en sodio. Una porción de 1 onza de charqui de pavo contiene 490 mg de sodio, o 21 por ciento de la ingesta diaria sugerida de 2.300 mg. Esta porción provee 33 por ciento de la recomendación de 1.500 mg para aquellos con alta presión sanguínea y otras condiciones de salud que pueden ser influenciados negativamente por el sodio.

Tocino de pavo

El tocino de pavo es una alternativa baja en grasas al tocino regular, pero puede ser alto en sodio también. Una rebanada de 14 g de tocino de pavo contiene 135 mg, o 6 por ciento de la ingesta diaria sugerida de 2.300 mg. Sin embargo, es poco probable que comas sólo una rebanada. Consumir tres rebanadas incrementará el contenido de sodio a 18 por ciento de la recomendación de 2.300 mg o 27 por ciento de la recomendación de 1.500 mg.

Más galerías de fotos



Escrito por brian willett | Traducido por gabriel guevara