¿Cuánto salvado de avena debo comer?

El salvado de avena es un alimento de grano entero que ha sido largamente elogiado por sus beneficios dietéticos y de salud. Numerosos estudios de investigación han asociado una dieta rica en granos enteros, incluyendo el salvado de avena, con la pérdida de peso, los niveles de colesterol bajos, control de la glucosa en la sangre y la reducción del riesgo de ciertos tipos de cáncer, por lo que es un alimento ideal para incorporar en una dieta bien balanceada.

Origen

El salvado de avena se deriva de la capa más externa del molino de avena. Estos avena descascarillada, es decir, que su cáscara externa, dura y no comestible ha sido eliminada, dejando al descubierto el salvado. El salvado de avena contiene muchos nutrientes importantes. El salvado purificado es un alimento de grano entero mínimamente procesado ​con alto valor nutritivo.

Nutrición

El salvado de avena está lleno de fibra y proteína para saciar el hambre. La avena es una fuente particularmente deseable de fibra soluble. Un estudio publicado en la edición de abril de 2009 del "European Journal of Nutrition" demuestra que la fibra soluble regula los niveles de insulina. El salvado de avena también es una rica fuente de vitaminas B, hierro, potasio, magnesio, colina y antioxidantes que combaten enfermedades y fitoquímicos.

Recomendaciones para el consumo

Las Dietary Guidelines for Americans 2010 recomiendan que al menos la mitad de todos los granos consumidos deben provenir de granos enteros, como el salvado de avena, para el mantenimiento de la salud. La American Heart Association recomienda una ingesta total de fibra dietética de 25 a 30 g al día en combinación con una dieta baja en grasa para reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Una 1/2 taza de salvado de avena proporciona aproximadamente 7 g de fibra y 120 calorías. Para los beneficios máximos para la salud, consume de dos a tres porciones de una variedad de alimentos de grano entero, incluyendo pero no limitándote al salvado de avena, todos los días.

Usos

El salvado de avena es disfrutado comúnmente como un cereal de desayuno caliente o frío. También se puede encontrar en una variedad de productos de panadería incluidos los bollos, tortitas, gofres, panes y pasteles. Al ser un alimento natural bajo en grasa, el salvado de avena es un ingrediente ideal para reducir el contenido de grasa de los alimentos tradicionalmente ricos en grasa como hamburguesas, albóndigas, pastel de carne y el relleno ya que añade a volumen, fibra y nutrientes, manteniendo el sabor y la consistencia.

Más galerías de fotos



Escrito por beth conlon | Traducido por maría j. caballero