¿Cuánto tiempo se requiere para bajar de peso una vez que empiezo una rutina de ejercicios?

Iniciar una rutina de ejercicio ayuda a quemar grasa, ganar fuerza y aumentar tu flexibilidad. Ejercitarte regularmente te permitirá perder peso rápidamente, especialmente si tienes sobrepeso, no has hecho ejercicio en mucho tiempo o seleccionas un entrenamiento intenso. Elige un entrenamiento que se adapte a tu estilo de vida, desafíos y eleve la frecuencia cardíaca, y se podrás bajar de peso constantemente y, finalmente, mantener un peso saludable.

Ejercicio aeróbico


Si sales a correr todos los días, comenzarás a perder peso en una semana.

La clave para perder peso rápidamente con un nuevo programa de ejercicio es la elección del tipo de ejercicio. En general, los ejercicios aeróbicos aumentan más tu ritmo cardiaco y durante más tiempo, resultando en una mayor cantidad de grasa quemada. Una persona de 160 libras que camina dos millas en una hora quema 183 calorías. La misma persona que camina 3,5 millas por hora quema 275 calorías. Un trote lento de cinco millas quema 580 calorías por hora. Si sales a correr todos los días, comenzarás a perder peso en una semana. Quemar 3.500 calorías te hará perder 1 libra de grasa. Los ejercicios aeróbicos más intensos, como correr rápido y saltar la cuerda pueden hacerte perder cerca de 2 libras por semana.

Desarrollo de músculos


El desarrollo de músculo puede promover la pérdida de peso a largo plazo.

El ejercicio cardiovascular produce resultados rápidos, pero el desarrollo de músculo puede promover la pérdida de peso a largo plazo. A medida que ganas músculo, pierdes grasa. Tu cuerpo utiliza más energía para apoyar la masa muscular, aumentando tu tasa metabólica en reposo. Cuanto mayor sea tu metabolismo, más calorías quemarás durante todo el día, incluso en reposo. Pasa tres sesiones de 20 minutos por semana haciendo ejercicios de resistencia como power yoga poses, flexiones (pushups), saltos en cuclillas (squat jumps), dominadas (pullups), tríceps (triceps), estocadas (lunges) y abdominales (situps). Desarrolla más músculo con pesas o máquinas de resistencia.

Añadiendo desafíos

A medida que pierdes peso y te pones en forma, no tienes que trabajar tan duro en tu régimen de ejercicios. Sin embargo, a menor trabajo, menos grasa se quema. Mantén un ritmo de pérdida de peso constante haciendo tus entrenamientos más difíciles. Intensifica tu caminata o carrera, atravesando una ruta montañosa o usando pesas en las muñecas y moviendo tus brazos. Agrega más peso a tu entrenamiento de fuerza o haz ejercicios compuestos como la prensa pectoral (pectoral presses) mientras estás en cuclillas (squatting) o flexiones de bíceps (biceps curls) mientras haces estocadas (lunging). Incorpora o alarga los intervalos de velocidad trabajando en un nivel de sprint antes de volver a tu ritmo normal.

Consideraciones

El ejercicio no va a producir una pérdida de peso rápida, pero puede brindar apoyo a la pérdida de peso sostenida y el mantenimiento de un peso saludable. Sin embargo, el ejercicio también estimula el apetito. Al implementar un nuevo régimen de ejercicios, estate atento a la cantidad de calorías que consumes. Si aumentas el tamaño de tus porciones o cambias por alimentos más calóricos, no perderás peso. Al comer un refrigerio antes o después de un entrenamiento, elige alimentos bajos en calorías que te den energía, tales como plátanos, harina de avena sin azúcar o bayas frescas.

Más galerías de fotos



Escrito por nina makofsky | Traducido por maría florencia lavorato