¿Cuánto reduce tu ritmo cardíaco el yoga?

La frecuencia cardíaca de las personas difiere dependiendo de la edad, la condición física y la salud. Una frecuencia cardíaca normal en reposo es de 60 a 100 latidos por minuto y para los atletas es de 40 latidos por minuto. La práctica de yoga todos los días puede reducir significativamente el ritmo cardíaco, además de ayudar a perder peso, aumentar tu función respiratoria, mejorar la circulación sanguínea y aumentar el tono muscular. La medida en que el yoga puede reducir el ritmo cardíaco y mejorar la salud depende de tu edad y tu nivel de condición física.

Hacer yoga te ayuda a reducir el ritmo cardíaco

De acuerdo con un estudio realizado por la "International Journal of Biological and Medical Research" el yoga ha demostrado reducir significativamente el ritmo cardíaco en 50 sujetos sanos mayores de 40 años. Después de la práctica de una hora de yoga por día durante seis meses, su frecuencia cardíaca media de descanso se redujo de 77,8 + / - 4,8 a 71,3 + / - 5,2. El estudio también encontró que el yoga puede ser más afectivo en la reducción de la frecuencia cardíaca de las personas que tienen problemas de salud, como la obesidad. Una práctica regular del yoga, sin embargo, puede ayudar a las personas de todas las edades y tipos de condición física.

El estrés interrumpe tu balance bioquímico

El estrés de todos los días en la vida moderna pueden crear serios problemas de salud, como enfermedades del corazón puede llegar a interrumpirse la función del sistema neuroendocrino básico, que regula el equilibrio interno del cuerpo. Por ejemplo, el estrés hace que se produzca adrenalina y ésta aumenta el ritmo cardíaco y la presión arterial. El estrés también produce hormonas que te hacen retener sal y líquidos que generan el aumento del volumen de sangre y el aumento de la frecuencia cardíaca.

Logra un balance bioquímico

Hacer yoga ayuda a restaurar el equilibrio en el sistema neuroendocrino y ayuda a regular el cuerpo y reducir el estrés. Por ejemplo el yoga te enseña a reducir la velocidad y profundizar la respiración ésto ayuda a relajar la mente y el cuerpo. Cuando estás relajado y equilibrado se produce menos adrenalina y hormonas relacionadas con el estrés.

Mide el impacto que provoca el yoga

Cada persona es diferente y cuánto varia el ritmo cardíaco con la práctica de yoga puede depende de cada uno. Calcula tu propio ritmo cardíaco midiéndote el pulso antes y después de practicar yoga. Coloca tus dedos índice y medio en la muñeca o en el cuello y cuenta el número de latidos que tienes en 10 segundos. Multiplícalos por seis para encontrar el ritmo cardíaco. Continúa midiendo a lo largo de muchos meses y compara los resultados.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica owens | Traducido por jose fortunato