¿Cuánto probióticos necesitas al día?

Los probióticos, también conocidos como "buenas" bacterias, son microorganismos vivos que tienen muchos beneficios para la salud. Las bacterias buenas ayudan a tu cuerpo en el proceso digestivo y en la lucha contra las bacterias dañinas. La mayoría de los probióticos utilizados en los suplementos de salud son una de las cepas de Bifidobacterium y Lactobacillus para aumentar los niveles de bacterias buenas en el cuerpo con el objetivo de lograr una mejor salud en general.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos que tienen beneficios para la salud similares a la flora normal que se encuentra en el cuerpo. Tu tracto intestinal es el hogar de muchos de estos organismos benéficos. Ayudan en la digestión normal e inhiben el crecimiento de microorganismos dañinos. El uso de suplementos probióticos es a menudo parte de los tratamientos de medicina complementaria y alternativa que promueven una mejor salud.

La ingesta recomendada de probióticos

Los probióticos ayudan a restaurar los niveles normales de bacterias buenas en el cuerpo que podrían haber sido agotadas por los tratamientos con antibióticos o medicamentos. Se recomiendan para personas que sufren de infecciones crónicas de la levadura, el estreñimiento, la diarrea, las infecciones gastrointestinales y las infecciones del tracto urinario. Un número de fuentes de alimento contiene probióticos y la inclusión de estos alimentos como parte de tu dieta regular ayuda a mantener niveles saludables de bacterias buenas en el cuerpo. También puedes optar por la compra de los probióticos en la forma de un suplemento nutricional, pero asegúrate de elegir uno que garantice el suministro directo al intestino.

Fuentes de los probióticos

Las buenas fuentes alimenticias de los probióticos son productos alimenticios fermentados, cuajadas o batidos. Estas fuentes de alimentos incluyen el yogur, el chucrut, algas oscuro, chocolate negro y encurtidos. La sopa de miso contiene condimento japonés hecho de granos o granos fermentados. Kimchi, un condimento coreano hecho de col fermentada, también proporciona una buena fuente de probióticos. El yogur contiene altos niveles de lactobacillus acidophilus y que aumentan los niveles de bacterias buenas en tu cuerpo.

Beneficios de los probióticos

Los probióticos ayudan a restaurar los niveles normales de la flora en tu cuerpo, lo que puede llegar a reducirse debido al estrés, la mala alimentación o la enfermedad. También el tratamiento de la diarrea, que es a veces un efecto secundario de medicamentos antibacterianos. Además, ayudan a tratar el síndrome del intestino irritable, enfermedades gastrointestinales, infecciones de las vías urinarias y las infecciones por hongos. La restauración de los niveles normales de la flora en tu cuerpo es importante para evitar que los microorganismos dañinos se multipliquen y para promover la buena salud en general.

Más galerías de fotos



Escrito por lacretia hardy | Traducido por gabriela nungaray