¿Cuánto tiempo lleva que cure el ombligo de un bebé tras el nacimiento?

El cordón umbilical de tu bebé es su fuente vital, ya que conecta su cuerpo al tuyo durante el embarazo. Una vez que tu bebé nace, empieza a respirar oxígeno y a obtener nutrición de la leche o la fórmula, el cordón umbilical deja de ser necesario. El cordón se sujeta con una pinza y se corta para eliminar la conexión, lo que suele dejar un pequeño resto que sigue unido al ombligo de tu bebé. Si cuidas bien ese resto y buscas señales de potencial infección, el ombligo de tu bebé seguirá sano en las pocas semanas que lleva que el resto se separe y que el ombligo cure.

Línea temporal del ombligo

Después de que el cordón umbilical haya sido cortado y sujeto con pinza, el pequeño resto que queda sigue en su sitio de 10 a 21 días. Aunque esa es la línea temporal típica, no es un problema si el resto se separa antes o después. No sirve para nada y no tiene nervios, de modo que tu bebé no siente nada cuando se seca y se cae, de forma muy similar a una costra.

Qué esperar

Al nacer, el cordón umbilical cubre todo el ombligo y tiene un aspecto fresco. A medida que pasan los días tras el nacimiento de tu bebé, el resto deja de recibir flujo sanguíneo, lo que causa que se marchite y seque. Este es un proceso completamente normal por el que el resto finalmente se separa y cae. Es común una pequeña cantidad de sangrado durante las semanas siguientes al nacimiento.

Instrucciones de cuidado

La pinza usada para sacar la sangre del cordón umbilical se quita antes de que te vayas del hospital con tu bebé. El resto se deja en su sitio. Aunque el resto sigue unido al ombligo de tu bebé, mantenlo limpio y seco. Evita baños de inmersión, usando baños de esponja para mantener a tu bebé limpio hasta que el resto se caiga. Cuando le cambies el pañal, dobla la parte de arriba hacia abajo, para evitar la fricción incómoda entre el ombligo de tu bebé y el pañal. Nunca agarres o tires del resto. Se caerá cuando cure de forma natural.

Signos de alarma

Es improbable, pero posible, que el resto del cordón umbilical pueda infectarse durante el proceso de cura. Contacta inmediatamente con tu pediatra si notas signos de una infección; el pus amarillento o el rezumado del resto de cordón o del ombligo, un mal olor, enrojecimiento e hinchazón alrededor del cordón o sangrado continuo.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por natalia navarro