¿Cuánto tiempo después de tener un bebé se puede ir al gimnasio?

Hace tiempo que las prestadoras de servicios médicos ofrecen seis semanas como tiempo mínimo de espera luego de tener un hijo para reanudar la rutina de ejercicios, pero esta regla general no siempre se aplica a todos los casos. En muchos casos, las mujeres que están en buen estado físico y tuvieron partos sin complicaciones pueden comenzar a ejercitar sin riesgos a pocos días de haber dado a luz. Consulta con tu médico para saber cuándo es mejor empezar para ti, dado tu estado físico general y cómo fue tu parto.

Factores de riesgo

Si tu parto fue por medio de una cesárea, si te tuvieron que hacer una reconstrucción vaginal o existieron otras complicaciones, es probable que debas esperar un poco más antes de poder comenzar a hacer ejercicio regularmente. BabyCenter estima un tiempo de espera mínimo de aproximadamente seis semanas para las madres que han tenido a sus hijos por medio de cesáreas. Sin embargo, si tú te sientes bien, es aconsejable que camines de forma regular y pausada luego de la cesárea ya que reduces los riesgos de que existan más complicaciones, como coágulos, que se exacerban por el sedentarismo.

Tipos de ejercicio

Si esperas poder comenzar a hacer ejercicio lo antes posible luego de dar a luz, procura que las metas iniciales sean bastante moderadas. Por ejemplo, puedes apuntar a caminar, elongar ligeramente y hacer ejercicios livianos para desarrollar la fuerza y la gracia luego de varios días de haber dado a luz. Luego de aproximadamente una semana, podrás caminar en una cinta a un ritmo de lento a moderado durante media hora por vez. A medida que recuperes las fuerzas, incrementa las caminatas, su intensidad o su tiempo de duración. Si tu gimnasio ofrece clases de yoga u otro tipo de clases en grupo, participa de la que sea menos extenuante. Abstente de hacer ejercicios con los que no te sientas cómoda, incluso si esto significa no seguir el mismo ritmo que los demás durante algunas semanas.

Cómo reanudar la rutina habitual

Si bien las madres que están en buen estado físico pueden comenzar a moverse pocos días después del parto, no esperes reanudar tu viejo nivel de ejercicio inmediatamente. En la mayoría de los casos, las articulaciones y los ligamentos estarán más flojos de lo normal luego del parto, lo que puede llevar a tener menos coordinación y a posibles caídas. Espera entre tres y cinco meses antes de realizar ejercicio de alto impacto.

Cómo establecer una rutina para bajar de peso

La mayoría de las madres que han tenido bebés recientemente bajan más de 10 libras en el parto y bajan más peso durante las primeras semanas luego del parto. Tómate tiempo luego del parto para evaluar los continuos cambios corporales. Para quemar la grasa extra que acumulaste durante el embarazo, adopta un plan gradual de ejercicios. Incluso cuando estés en forma para reanudar algún tipo de actividad fuerte, no apuntes a bajar más de una libra por semana. Es posible que tu cuerpo necesite varios meses para volver a adaptarse y llegar al peso que tenías antes del embarazo. Incluso si de hecho bajas todo el peso que adquiriste a lo largo del embarazo, tu peso puede cambiar y tu contextura puede ser diferente a cómo era antes.

Procura que el ejercicio sea práctico

Durante los primeros meses de vida de tu hijo, tendrás que lidiar con muchísimas adaptaciones en tu rutina, así que procura que el ejercicio físico sea lo más sencillo y práctico posible. Hazlo por medio de actividades que te gusten, como trotar llevando a tu hijo en un coche de bebé para trotar o yendo a una clase de ejercicios post parto con otras madres. Comienza haciendo ejercicio liviano cuando estés con tu bebé, como elongaciones, y acuesta a tu bebé en el suelo al lado tuyo mientras te estiras.

Más galerías de fotos



Escrito por danielle hill | Traducido por noelia menéndez