¿Cuánto es demasiado suplemento de hierro?

Incluso un caso leve de toxicidad de hierro puede aumentar tu riesgo de ataque al corazón, la diabetes y la cirrosis del hígado, según el Iron Disorders Institute. Si no se trata, una sobredosis de hierro puede incluso ser fatal. Sin embargo, tu cuerpo requiere niveles mínimos de hierro para mantener la producción de glóbulos rojos, el transporte de oxígeno y para prevenir la anemia. Por esta razón, es esencial satisfacer tus necesidades diarias de hierro y también permanecer dentro de las pautas recomendadas para la administración de suplementos de hierro para prevenir la toxicidad de hierro.

Límites máximos de ingesta de hierro

Según el Institute of Medicine, la mayoría de los adultos pueden consumir hasta 45 miligramos de hierro elemental diario sin que la toxicidad ocurra. El médico puede recomendar una dosis más alta, como por ejemplo de 50 a 60 miligramos de hierro, para tratar la anemia por deficiencia de hierro, de acuerdo con la Office of Dietary Supplements. Tu requerimiento de hierro también puede aumentar ligeramente si ha tenido recientemente una cirugía o pérdida de sangre, si tienes una condición que causa una mala absorción de los nutrientes o inflamación en el tracto digestivo, como la enfermedad celíaca o enfermedad de Crohn o si tienes insuficiencia renal. Consulta a tu médico para una dosificación adecuada de suplementos de hierro.

Dosis basada en el tipo de suplemento de hierro

La Office of Dietary Supplements señala que los diferentes tipos de suplementos de hierro contienen porcentajes variables de hierro elemental. Por esta razón, la dosis o miligramos totales de un suplemento de hierro que puedes tomar antes de que presentes toxicidad depende de la forma de hierro en tu suplemento. Los suplementos fumarato ferroso contienen 33 por ciento de hierro elemental. El límite superior de la ingesta de estos suplementos sin la supervisión de un médico es de 136 miligramos por día, lo que te proporciona sólo 45 miligramos de hierro elemental. Los suplementos de sulfato ferroso contienen 20 por ciento de hierro elemental, lo que significa que puedes tomar 225 miligramos por día de este formulario. El gluconato ferroso contiene del 12 por ciento de hierro elemental, por lo que puedes tomar hasta 375 miligramos de este suplemento. Habla con tu proveedor de cuidados de la salud antes de tomar cualquiera de estos suplementos.

Los síntomas de la toxicidad por hierro

El riesgo para la toxicidad del hierro es relativamente alta debido a poco hierro que excreta del cuerpo. El hierro comienza a acumularse en los tejidos y órganos del cuerpo, tales como el corazón y el hígado. Tomar suplementos de hierro puede causar efectos secundarios, como náuseas, vómitos, estreñimiento, diarrea o dolor abdominal, que pueden o no pueden ser indicadores de toxicidad. Tomar tu suplemento con alimentos puede ayudar a prevenir estos síntomas. Además de los efectos secundarios gastrointestinales, los síntomas de la toxicidad de hierro incluyen líquido en los pulmones, sangre en las heces, un sabor metálico en la boca, vómitos con sangre, deshidratación, presión arterial baja, escalofríos, coma, convulsiones, mareos, somnolencia, fiebre, dolor de cabeza, enrojecimiento y pérdida de color en la piel. Ve a tu centro de atención de emergencia local si estás experimentando cualquiera de estos síntomas, ya que la sobredosis de hierro puede ser fatal.

Riesgo alto de toxicidad por hierro

Aunque la toxicidad de hierro puede ocurrir en cualquier persona que consume demasiados suplementos de hierro o se les administra demasiadas inyecciones de hierro, algunas personas tienen un mayor riesgo de desarrollar una sobredosis de hierro. De acuerdo con el Iron Disorders Institute, las enfermedades genéticas, como la hemocromatosis y la enfermedad de células falciformes, pueden aumentar tu riesgo de desarrollar toxicidad por hierro. También debes tener cuidado con los suplementos de hierro si eres un alcohólico o tienes un trastorno hepático. La mayoría de los hombres adultos y mujeres postmenopáusicas requieren significativamente menos hierro por día que las mujeres con ciclos menstruales, poniéndolos en riesgo de toxicidad. Si estás en diálisis por insuficiencia renal, tu médico debe controlar tu nivel de hierro sérico y ajustar tu dosis de suplementos de hierro si es necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por erica kannall | Traducido por gabriela nungaray