¿Cuánto tiempo deberían permanecer los niños en asientos elevados?

Ser padre incluye un montón de cosas a considerar cuando se trata de la seguridad de tu hijo. Una forma de proteger a los niños en el coche es asegurándote de que el niño está abrochado correctamente en la sillita del coche recomendada para su edad. Un asiento de seguridad elevado es un tipo de asiento que se recomienda para los niños con cierta edad, peso y requisitos de altura, de acuerdo con HealthyChildren.org.

Recomendaciones para asiento elevado

En 48 estados, además de Puerto Rico y el Distrito de Columbia, los asientos elevados están obligados por ley para los niños que ya no caben en sus sillitas, pero aún no cumplen con los requisitos para circular con un cinturón de seguridad de adulto, de acuerdo con la Asociación de Seguridad en las Carreteras. A partir de 2013, Dakota del Sur y Florida son los únicos estados que no tienen esta ley. Los niños pueden usar un asiento elevado cuando superen el peso o la altura de su asiento recomendable y pesen más de 40 libras (18 kg) afirma la Coalición del Asiento Alto del Estado de Washington. La edad en que un niño puede graduarse de un asiento elevado a cinturón de seguridad varía según el estado. La Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los niños permanezcan en un asiento elevado al menos hasta que tengan 8 y alcancen 4 pies con 9 pulgadas de altura (1.52 m).

La seguridad de los niños

Los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte en los niños según la Academia Estadounidense de Pediatría. El uso de un asiento de seguridad u otro adecuado puede proteger a los niños en un accidente, lo que reduce el riesgo de lesiones o muerte. Cuando los niños viajan en un asiento elevado, los eleva hasta la altura adecuada, de manera que el cinturón de seguridad queda colocado de forma segura en el pecho y no en el cuello. También queda el cinturón hacia abajo alrededor de las caderas del niño en lugar de a través del abdomen, donde puede causar lesiones en caso de un choque.

Cómo elegir

La elección de un asiento de seguridad adecuado es importante. Debe cumplir o superar la Norma Federal 213 de Seguridad Vehicular, de acuerdo con la Salud de los Niños. Nunca uses un asiento elevado que esté en malas condiciones o que haya estado en cualquier tipo de accidente, no importa que tan insignificante. Asegúrate de que el asiento seleccionado sea para menores de seis años de edad y tenga un manual de instrucciones. Hay varios tipos para elegir, de acuerdo con la Coalición de Asientos elevados del Estado de Washington. Un asiento elevado sin respaldo sólo tiene un asiento y se debe utilizar en un coche con reposacabezas inferiores a los oídos de tu hijo. Un asiento elevado con respaldo alto que tiene tanto un asiento como respaldo puede ayudar a proteger contra el latigazo cervical en un accidente. También es más cómodo cuando los niños se quedan dormidos cuando estás conduciendo. Un asiento orientado hacia adelante o la combinación de un asiento de coche y un asiento elevado por lo general se puede utilizar desde el momento en que tu hijo alcanza las 20 libras (9 kg).

Uso adecuado

Después de seleccionar el mejor asiento elevado para tu hijo, es igualmente importante que lo instales y uses correctamente. Antes de empezar, lee todo el manual de instrucciones que viene con el asiento. Colócalo en tu vehículo completamente en el asiento trasero y pídele a tu hijo que se siente. Lleva el cinturón de seguridad del vehículo por encima de su cuerpo y abrocha la hebilla. Ajusta el cinturón de seguridad de modo que la parte del cinturón pélvico ajuste perfectamente sobre sus caderas y no por el estómago. Coloca el cinturón de hombros sobre el pecho de modo que no quede en su cuello. Si no estás seguro acerca de cómo utilizar el asiento elevado o lo que deseas es que lo revise un experto, puedes encontrar lugares de inspección en Seatcheck.org.

Más galerías de fotos



Escrito por amy sutton | Traducido por andrea galdames