¿Cada cuanto debe tomar un baño un bebé?

Durante el primer año de vida, es bastante fácil mantener a tu bebé limpio sin darle baños diarios. Si tu bebé disfruta de la hora del baño, no hay ningún daño en los baños frecuentes, siempre que no irriten su piel. Sin embargo, si la hora del baño es una lucha o tu bebé tiene la piel sensible, puede que prefieras darle menos baños.

Frecuencia

Tu bebé sólo debe tener baños de esponja hasta que el cordón umbilical se desprenda, según la Academia Americana de Pediatría. Cuando comienzas a bañarlo en una bañera, no es necesario darle un baño todos los días. Tres baños de tina por semana puede ser suficiente para un bebé menor de 1 año de edad, según la AAP. A medida que tu bebé crece y es más aventurero, especialmente cuando empieza a experimentar con los alimentos sólidos, puedes encontrar que necesita baños más frecuentes.

Condiciones especiales

Si tu bebé tiene una condición de la piel como eczema, tu médico puede darte instrucciones específicas acerca de la frecuencia con que bañarlo para proteger su piel sensible. En el pasado, los padres eran instruidos a menudo para dar a los bebés con eccema menos baños para proteger la piel, pero puede ser útil darles baños frecuentes en agua tibia para hidratarla, según la AAP. Pregúntale al médico de tu bebé con qué frecuencia debes bañarlo si tiene una condición de la piel.

Consideraciones

Para proteger la piel delicada de tu bebé, báñalo con un jabón suave y acaricia su piel con una toalla para secarla después. Si los baños causan que tu bebé tenga la piel seca, aplica una loción sin perfume hipoalergénico para la piel inmediatamente después del baño para mantener la humedad, recomienda la AAP.

Higiene diaria

En medio de los baños, las medidas simples pueden ayudar a mantener a tu bebé limpio. Lávale la cara y el cuello todos los días y presta especial atención a los pliegues del cuello, donde la saliva y la leche puede acumularse e irritar la piel. Limpia el área del pañal de tu bebé diariamente y asegúrate de limpiarlo bien después de los movimientos intestinales.

Advertencia

Para evitar que se ahogue, nunca dejes a un bebé solo en una tina de agua durante ninguna cantidad de tiempo, incluso si sólo hay una pequeña cantidad de agua. Si tienes que salir de la habitación por cualquier razón, envuelve a tu bebé y llévalo contigo.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon cotton | Traducido por maría j. caballero