¿Cuánto debe beber un bebé mayor?

Los primeros años de vida de un niño tienen una transición importante de la leche de fórmula o materna a otras bebidas, como jugo, agua y leche. Aunque el consumo de líquidos pueda parecer inofensivo, la ingesta excesiva de grasas y azúcares poco saludables en las bebidas es algo común entre los bebés mayores. Sírvele bebidas a tu niño en un vaso abierto o con una pajilla, ya que los vasos con boquilla o con tapa pueden causar problemas en el habla y caries.

Leche

Los bebés mayores deberían tomar dos raciones de leche de entre tres y 8 onzas por día, según "American Family Physician", el periódico de la American Academy of Family Physicians. La leche es una excelente fuente de calcio y vitamina D, dos componentes cruciales durante los primeros años de vida de un niño. Probablemente no necesites preocuparte por el contenido graso de la leche en este momento, si limitas el consumo de leche de tu niño a 24 onzas por día. Sin embargo, si tu niño tiene problemas de peso, discute con el médico de tu familia la posibilidad de usar leche parcialmente descremada.

Agua

Los niños pequeños tienen mucha energía, lo que significa que necesitan mantenerse hidratados, particularmente con climas cálidos. Intenta asegurarte de que tu niño tome aproximadamente 1,3 litros o cinco vasos de agua por día. La mayoría del agua potable también contiene fluoruro, que fortalecerá los dientes de tu hijo. Si tu niño está acostumbrado a beber jugo o soda, tal vez te cueste que acepte beber agua. Puedes hacer que el agua se vea mejor añadiendo un poquito de jugo mientras tu niño está mirando. El agua fría también puede ser más atractiva que el agua tibia del grifo, así que es conveniente que mantengas una jarra en el refrigerador para utilizar durante el día.

Jugo

Los niños pequeños pueden ser voraces bebedores de jugo. Aunque algunos jugos son saludables, no son necesarios para la salud de tu hijo. El consumo excesivo de jugo puede causar diarrea, problemas dentales, problemas de desarrollo o aumento de peso. También puede hacer que disminuya la absorción de vitaminas y minerales, como el calcio. Limita el consumo de jugo de tu niño a 4 o 6 onzas por día, y sólo sírvele jugo al 100 por ciento sin azúcar agregada. También puedes reducir los efectos negativos del jugo y aumentar el consumo de agua de tu hijo diluyéndolo. Por ejemplo, dale media taza de jugo con media taza de agua.

Bebidas a evitar

El agua y la leche deberían constituir la mayor parte del consumo de bebidas de tu niño. Evita servirle soda, ya que contiene altos niveles de azúcar y muy pocos nutrientes. Según Nemours Foundation, deberías evitar servirle soda tanto a los bebés como a los niños de preescolar. Establecer el hábito de tomar soda durante la niñez puede contribuir a desarrollar obesidad y otros problemas de salud más adelante. También deberías evitar servirle a tu niño otras bebidas con cafeína, como té y café.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole crawford | Traducido por azul benito