¿Cuánto tiempo se conserva bien la carne en el refrigerador?

La carne solo puede conservarse en buen estado en el refrigerador durante un determinado período, después del cual deberás desecharla. Esto puede resultar costoso, pero consumir carne que se ha puesto en mal estado puede enfermarte. La carne podrida tiene un aspecto o un olor extraños, si bien su color puede parecer normal.

Carne

Puedes mantener los trozos para carne asada y los bistecs en el refrigerador de tres a cinco días guardándolos a 40 grados Fahrenheit (4º C), aconseja el U.S. Department of Agriculture (USDA, por sus siglas en inglés). Asegúrate de consumir carne picada, hígado, riñones y lengua dentro de dos días. Si el paquete del producto incluye una fecha de vencimiento, come o congela la carne fresca hasta esa fecha, incluso si es antes de lo que sugieren las pautas del USDA. Si la carne de res fresca se ha puesto de color marrón y está pegajosa al tacto, se ha arruinado.

Cerdo

Cuando compres chuletas, asado o costillas de cerdo frescos, piensa en usarlos o congelarlos dentro de un período de tres a cinco días. El USDA dice que debes comer el hígado de cerdo dentro de uno a dos días. Al guardar el cerdo fresco en el refrigerador, asegúrate que la temperatura del gabinete sea de 40 grados Fahrenheit (4º C). La cocción correcta matará toda bacteria presente en la carne adecuadamente guardada, de manera que no debes enjuagar tu carne antes de asarla. Si vas a marinar el cerdo y quieres usar los restos de la marinada para salsear el cerdo cocido, asegúrate de hervir la salsa antes de hacerlo.

Pollo

El tiempo de guardado del pollo fresco es mucho más breve que el del cerdo o el de la carne de res. Debes comer el pollo fresco uno o dos días después de comprado, habiéndolo mantenido almacenado en tu refrigerador a 40 grados Fahrenheit (4º C). El USDA aconseja no enjuagar el pollo antes de cocinarlo, advirtiendo que eso no matará las bacterias y que sí puede diseminar los gérmenes hacia otras superficies. Si compras un pollo al asador, asegúrate de que esté caliente en el momento de la compra. Si quieres comerlo más tarde, córtalo en trozos, refrigéralo en un envase poco profundo y cómelo dentro de los tres o cuatro días siguientes. Puedes comerlo frío o recalentarlo a una temperatura de 165 grados Fahrenheit (73 º C).

Mariscos

Debes comer los mariscos frescos dentro de los dos días de haberlos comprado y almacenarlos en el congelador hasta que estés lista para cocinarlos, según la U.S. Food and Drug Administration. Cuando compres pescado, elige las piezas que huelan bien y que sean suaves y tengan una carne que rebote cuando la presiones. Evita cualquier pieza que tenga manchas u oscurecimientos o sequedad alrededor de los bordes. Los pescados enteros deben tener carne firme y brillante y ojos claros. Evita las almejas, los mejillones y las ostras cuyas conchas estén agrietadas o rotas.

Más galerías de fotos



Escrito por ann frederick | Traducido por irene cudich