En cuánto tiempo se puede cambiar el cuerpo una vez que comienzo a entrenar

Todos somos diferentes, por lo que no existe una respuesta estándar sobre cuánto tiempo lleva ver un cambio en nuestro cuerpo una vez que comenzamos a entrenar. También depende mucho del tipo de ejercicio que realicemos y cómo es el estilo de vida que llevamos. A un nivel físico y hormonal, los cambios comienzan a ocurrir en el cuerpo inmediatamente después de hacer ejercicio, pero la mayoría de las personas comienzan a ver los resultados dentro del primer o segundo mes de hacer rutinas de entrenamiento de manera regular. Estos resultados serán menores al principio, pero aumentarán y serán más notorios a media que pase el tiempo.

Ten expectativas adecuadas

El ritmo de cambio que experimentará tu cuerpo está ampliamente determinado por la condición en la que está tu cuerpo cuando comienzas a entrenar. Si nunca antes habías entrenado, comenzarás a ver resultados muy rápido. Incluso si haces un entrenamiento básico, experimentarás un aumento evidente de fuerza, estado físico y resistencia después de las primeras dos semanas de ejercitar. Si tienes un nivel intermedio, o has entrenado en algún momento, es más probable que veas resultados después del primer o segundo mes, si estás entrenando a una intensidad suficiente. Para una persona que entrena mucho, como un atleta o alguien que ha entrenado durante muchos años, un aumento notable en fuerza o estado físico tomará el esfuerzo de un par de meses, ya que el cuerpo está muy acondicionado.

La regularidad es la vencedora

Entrenar una vez cada dos semanas no producirá muchos cambios. Puede que te sientas bien una vez que lo hayas hecho, pero no perderás peso, ganarás definición muscular o estarás más saludable. Realizar entre tres y cinco rutinas a la semana te ayudará ver cambios en tu peso, salud y apariencia de tu cuerpo dentro del primer o segundo mes de haber comenzado a entrenar. Lograr este tipo de hábito lleva tiempo, especialmente si nunca te has ejercitado mucho. Si te mantienes haciéndolo y aprendes a ver el ejercicio como una parte fundamental de tu día, como cepillarte los dientes o ir a trabajar, será más fácil hacerlo.

Busca intensidad

Si bien la duración del ejercicio es importante, la intensidad siempre gana. Tendrás mejores resultados con 15 minutos entrenando al máximo que si pasearas durante una hora. Para que tu rutina verdaderamente tenga un impacto debe ser un desafío. Es poco probable que tu cuerpo responda de manera significativa a un ejercicio suave, ya que necesita ser exigente. No tanto como para que sientas dolor o que no puedas moverte antes de terminarlo, sino que lo suficiente como para que estés cansado y sientas que no puedas hacer nada más después de eso. Asegurarte que tus entrenamientos sean exigentes te ayudará a ver resultados más rápidamente que si haces rutinas fáciles y largas.

Siempre aspira a lograr más

Para estar seguro de que tu cuerpo continúe cambiando, es importante seguir el principio de la sobrecarga progresiva, aumentar la cantidad de repeticiones de un ejercicio o aumentar la dificultad del entrenamiento cada vez que realices tu rutina. La sobrecarga progresiva es lo que provoca que tu cuerpo se adapte y mejore, por lo que si quieres resultados constantes, debes asegurarte de utilizar este recurso. Sin embargo, también es importante descansar lo suficiente. Es muy tentador entrenar más cuando comienzas a ver los resultados, pero tu cuerpo necesita descansar regularmente si quieres que siga transformándose. Uno o dos días a la semana sin hacer una actividad física fuerte mantendrá a tu cuerpo descansado y sin lesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por lau hanly | Traducido por mariajose mansilla