¿Cuánto agua necesita diariamente el cuerpo humano?

El agua es esencial para la supervivencia humana. Un cuerpo adulto está compuesto 60 por ciento de agua, y un recién nacido por un 74 por ciento. El agua elimina desechos de las células, aporta nutrientes, regula la temperatura corporal y ayuda a digerir la comida. Cuando no consumes suficiente agua, pueden surgir serias complicaciones. Tus necesidades de hidratación dependen del ejercicio, dieta, edad, grasa corporal, altitud, embarazo, medicaciones y clima.

Dieta

La cantidad media de agua consumida por hombres y mujeres está basada en la ingesta calórica. En general, necesitas de 1 a 1,5 ml de agua por caloría consumida cada día. En promedio, una mujer necesita nueve tazas de agua por día, y un hombre 13. Durante el segundo trimestre del embarazo, las mujeres deberían aumentar su ingesta calórica, lo que aumenta sus necesidades de agua. Las mujeres embarazadas deberían tomar de 8 a 10 vasos de agua cada día para aumentar el volumen de sangre, circulación para el feto y fluido amniótico.

Infantes

El agua no suele ser necesaria para los infantes, que consiguen hidratarse ya sea a través del pecho materno o de fórmula (de leche). Los infantes son propensos a sufrir deshidratación por su edad, pero aumentar la cantidad de leche ayudaría. En casos extremos, podrían ser necesarios fluidos intravenosos.

Ejercicio

Ejercitarse aumenta las necesidades de hidratación. El ejercicio y la hidratación inadecuada, así como la ropa, el clima y la intensidad del entrenamiento, pueden afectar el balance de electrolitos en tu cuerpo. Antes de ejercitarte, asegúrate de estar bien hidratado. Bebe alrededor de 20 onzas de agua dos horas antes entrenar. Bebé de tres a ocho onzas de agua cada 15 minutos durante las sesiones de entrenamiento. Si ejercitas más de una hora, bebe una solución con carbohidratos y sal para aumentar la absorción de fluidos y regular el azúcar en sangre.

Clima cálido

El clima cálido aumenta tus necesidades de fluidos ya sea que estés ejercitando o no. Bebe fluidos incluso cuando no tienes sed para asegurar la hidratación. Cuando estés ejercitando intensamente en un clima cálido, bebe de dos a cuatro vasos de agua durante la sesión de entrenamiento, e incluye fluidos con carbohidratos y sales. Las bebidas con cafeína, el alcohol y las muy azucaradas no cuentan como hidratación.

Deshidratación

La deshidratación es muy seria y puede afectar tu corazón y la temperatura corporal, causar fatiga y posiblemente provocar la muerte. Los niños, la gente mayor y la gente enferma es más propensa a la deshidratación. Los síntomas incluyen boca seca, fatiga, aumento del ritmo cardíaco y descenso de la orina.

Más galerías de fotos



Escrito por alyssa clement | Traducido por susana lópez millot