Cuántas veces por semana se puede practicar yoga

El yoga se ha convertido en una forma popular de ejercicio y se puede encontrar en los clubes de salud, gimnasios, estudios, centros comunitarios, centros de ancianos, escuelas y hospitales. La práctica regular de yoga puede proporcionar muchos beneficios y hay una variedad de formas entre las que elegir. Cuando se trata de decidir con qué frecuencia debes practicar yoga, necesitas decidir qué beneficios de salud esperas obtener.

Beneficios

Practicar yoga puede proporcionar una variedad de beneficios para tu bienestar físico, ya que puedes mejorar la flexibilidad, la postura y la fuerza muscular, reducir la tensión muscular y la rigidez y fortalecer el corazón y los pulmones. El yoga también puede ayudarte emocionalmente mediante la enseñanza de técnicas para reducir el estrés y la ansiedad y promover sentimientos de paz. Algunos también recurren al yoga por razones espirituales, aunque no todos los estilos se centran en este aspecto. El primer paso en el diseño de una práctica de yoga es fijar tu objetivo principal. Sin embargo, como con cualquier tipo de ejercicio, lo mejor es variar tu rutina ya que cada una ofrece ventajas específicas.

Pérdida de peso

Si tu principal objetivo es perder peso, es necesario combinar la práctica del yoga con el ejercicio cardiovascular. La línea de base de la pérdida de peso es que debes quemar más calorías de las que consumes, esto se logra mediante la reducción de la ingesta, la práctica de ejercicio, o una combinación de ambas. Dado que una libra es igual a 3.500 calorías, debes crear un déficit diario de 500 a 1.000 calorías para perder 1 a 2 libras por semana. Si quieres lograr esto a través del yoga, necesitarías una práctica bastante fuerte como podría ser una clase de vinyasa o estilo de flujo, de acuerdo con "Yoga Journal". Una práctica de hatha yoga suave puede hacerte quemar alrededor de 200 a 300 calorías por hora, mientras que en una clase de estilo de flujo más vigorosa puedes quemar 300 a 400 calorías en el mismo lapso de tiempo. En comparación, en una clase de ejercicio aeróbico puedes quemar más de 500 calorías por hora, y corriendo 8 millas puedes quemar hasta 900 calorías en 60 minutos. Así que, si quieres perder 1 libra por semana, tendrías que participar en una práctica de yoga vigorosa de una hora todos los días. Sin embargo, incluso el yoga suave puede ayudarte mediante la enseñanza de formas para lidiar con las emociones y creencias que pueden contribuir a que comas en exceso.

Salud del corazón

El yoga también puede ayudar a reducir tu riesgo de enfermedades del corazón. La presión arterial alta, que puede ser causada por los hábitos de vida poco saludables, se puede manejar a través de la práctica del yoga. El yoga tiene que ser parte de un plan integral que incluya la pérdida de peso si tienes sobrepeso, una dieta saludable y ejercicio aeróbico. El estrés se ha relacionado con un aumento de la presión arterial y con enfermedades del corazón, por lo que aprender técnicas de relajación puede ayudar a reducir el riesgo, de acuerdo con Cleveland Clinic. La práctica de yoga puede ayudarte a relajar enseñándote a estar 100 por ciento presente mientras la realizas. Tomar un rato cada día para concentrar por completo tu atención en el movimiento, la respiración o la práctica de una de las muchas técnicas de relajación que ofrece el yoga, puede calmar el cuerpo y la mente y ayudarte a mantener tu presión arterial. Trata de dedicar entre 15 y 60 minutos cada día, ya sea al yoga o a la meditación.

Dolor crónico

Si vives con dolor crónico, puedes encontrar un poco de alivio a través de la práctica diaria de yoga. El dolor crónico a menudo puede hacer que tus músculos se tensen y que restrinjas tus movimientos para evitar más dolor. Una práctica de yoga suave puede ayudarte a aprender a dejar de lado la tensión y mover tu cuerpo de una manera que no agrave los síntomas. El estiramiento suave puede ayudarte a relajar los músculos tensos, lo que a su vez disminuirá tu dolor. Además, la American Pain Foundation sugiere que, si bien el yoga no puede curar la enfermedad que está causando tu dolor, puede ayudarte a mejorar tu perspectiva emocional y a aumentar tu sensación de bienestar.

Más galerías de fotos



Escrito por lori newell | Traducido por mar bradshaw