¿Cuántas veces a la semana debes levantar pesas para bajar de peso?

El entrenamiento con pesas es muy eficaz en la construcción de masa muscular magra, lo que ayuda a aumentar tu metabolismo. Un metabolismo más rápido conduce a la pérdida de peso quemando grasa y calorías rápidamente. Sin embargo, el entrenamiento con pesas debe hacerse con moderación para obtener resultados óptimos y evitar lesiones. Para llegar de forma segura a tu meta de pérdida de peso, es importante conocer las estrategias recomendadas para tu entrenamiento con pesas.

Frecuencia

Los adultos deberían involucrarse en el entrenamiento con pesas al menos dos veces a la semana, recomiendan los centros para el control y prevención. Siempre se puede aumentar el número de días que entrenas con pesas, siempre y cuando le des a cada grupo muscular tres días de descanso antes de entrenar de nuevo. La opción de aumentar esta cifra a tres o cuatro días te ayudará a alcanzar tus metas más rápidamente, ya que vas a quemar más grasa y calorías.

Duración

Con el fin de promover la pérdida de peso, mantén tu entrenamiento intenso utilizando pesas, con pequeños periodos de descanso entre cada serie. Esto mantendrá tu ritmo cardíaco alto, lo que garantiza que quemarás más grasa y calorías durante el entrenamiento. Descansa de 30 a 60 segundos entre cada serie. Tener un cronómetro contigo impedirá que descanses por mucho tiempo. A pesar de que tu entrenamiento debe ser rápido, evita las prisas en el ejercicio.

Un factor muy crítico: Periodos de descanso

El levantamiento de pesas puede ponerse extenuante con el aumento de la carga, y si maximizas los saltos en el tiempo de descanso es una formula para las lesiones. Es crucial espaciar las sesiones, ya que los períodos de descanso permiten la regeneración muscular. Cuando descansas, en realidad aumentas las ganancias ya que los músculos se someten a la reparación de los tejidos y el crecimiento para compensar la grasa y el agua que perdiste durante los ejercicios rigurosos.

Sugerencias para principiantes

Un buen programa de partida para un principiante es el entrenamiento con pesas tres veces por semana después del ejercicio cardiovascular. Realizar cardio primero preparará tu cuerpo para el entrenamiento de peso mediante el aumento de la temperatura corporal y el ritmo cardíaco. Realiza ejercicios compuestos, ya que suelen ser los más eficaces. Los ejercicios compuestos incorporan varios grupos musculares a la vez. Haz tres series de cada ejercicio. A medida que tu cuerpo se acostumbra al régimen, aumenta la cantidad de series o añade variaciones para cada ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por james neel | Traducido por roberto garcia de quevedo