¿Cuántas veces al día debe comer un diabético?

Controlar los niveles de azúcar en la sangre es la tarea más importante al manejar la diabetes efectivamente. Los niveles descontrolados de azúcar pueden causar serias complicaciones, incluyendo enfermedades cardíacas, fallas en los órganos o ataques. Comer los alimentos adecuados con la frecuencia correcta es importante para mejorar los niveles de azúcar en la sangre.

Diabetes y azúcar en la sangre

La diabetes es una condición en la que los niveles de azúcar en la sangre son más altos de lo que deben ser. Esto ocurre ya sea porque el páncreas no secreta suficiente insulina para permitir que el azúcar entre a las células y los tejidos o porque las células y los tejidos son resistentes a los efectos de la insulina. Para manejar este proceso bioquímico, puedes controlar el grado de azúcar en tu sangre, lo que hace que tu páncreas se esfuerce menos y el cuerpo regule los niveles de azúcar.

Cómo la comida afecta el azúcar en la sangre

Muchas variables en tu dieta afectan cuánta azúcar en la sangre tendrás después de una comida. Debes escoger comidas con bajos índices de glicemia, que es una medida de qué tan rápido el azúcar en la sangre se elevará después de una comida. Además, comer pequeñas porciones con alto contenido de fibra, bajos en calorías y bajos en grasas ayudará a evitar complicaciones serias. Esfuérzate por comer una dieta balanceada de frutas, vegetales, granos enteros, leguminosas, carne magra y productos lácteos con bajo contenido en grasas para mejorar tu control de azúcar.

Frecuencia de las comidas

Come pequeñas porciones a lo largo de 6 comidas al día para controlar el azúcar en la sangre, según SmallStep.gov. Para comenzar, puedes utilizar un plato pequeño para aprender cómo reducir los tamaños de tus porciones. Aunque las comidas que puedes comer pueden tener un diferente contenido calórico, tomarás menos calorías a que si comes un plato completo. Por ejemplo, un plato pequeño de pasta tiene menos calorías que uno grande. Medline Plus recomienda comer a la misma hora cada día para que tus niveles de azúcar sean más exactos y fáciles de controlar. Comer comidas pequeñas bien balanceadas a lo largo del día es el mejor plan para prevenir altos niveles de azúcar.

Precauciones en las bebidas

No sólo debes vigilar lo que comes, también considera el índice de glicemia de las bebidas que tomas. Las bebidas como jugos, refrescos y tés endulzados pueden elevar los niveles de azúcar, de acuerdo con ScienceDaily.com. Por lo tanto, cuando escojas tus bebidas, debes evitar aquellas con índices glicémicos altos, de acuerdo con la Escuela de salud pública de Harvard. Escoge agua, tés sin azúcar o café con poca azúcar. Sólo escoge bebidas con índices glicémicos altos si tus niveles de azúcar están demasiado bajos y necesitas elevarlos, recomienda la página web de la Clínica Mayo.

Más galerías de fotos



Escrito por jacques courseault | Traducido por esteban arenas