¿Cuántas horas de sueño necesita un niño?

Para cualquier persona que haya sido testigo de un niño que se mantiene despierto o está exhausto debido al agotamiento, sabes que los niños pequeños no siempre mantienen un horario constante de sueño. Conoce los patrones de sueño de tu hijo para que puedas tener una idea del momento en que le gusta dormir la siesta, o si le gusta dormir la siesta, y cuando le gusta dormir. A continuación, puedes comparar su cantidad promedio de sueño con la del niño promedio.

Marco horario

La mayoría de las personas definen a un niño entre 1 y 3 años de edad. Este vasto rango de edad significa que los patrones de sueño de tu hijo y la cantidad de sueño van a evolucionar con los años. El sitio web BabyCenter afirma que un joven niño de 12 meses, necesitará cerca de 14 horas de sueño en promedio, entre ellos dos siestas, mientras que un niño mayor de 36 meses sólo requiere unas 12 horas de sueño por día, y por lo general sólo tiene una siesta.

Advertencia

Ya sea que tu hijo duerme la cantidad promedio de horas por día, es necesario observar a tu hijo en busca de signos de que está bien descansado. El experto en bebés, Dr. Sears, recomienda que los padres busquen signos de que su niño se siente cansado, incluso si actúa irritado o se queda dormido varias veces al día.

Prevención/Solución

La revista "Parents" señala que garantizar que los niños reciban la cantidad adecuada de sueño puede ser un reto. Los niños pequeños tienden a querer controlar la hora de acostarse y, a menudo, se resisten a irse a la cama. Puedes ayudar a resolver las batallas de la hora de acostarse apegándote a una rutina relajante tanto como sea posible. Una rutina común comienza con un baño de agua tibia, seguido de una historia tranquila, meterlo en la cama, darle besos de buenas noches y cantarle una canción de cuna o dos.

Conceptos erróneos

Esperar hasta que el niño caiga dormido puede resultar contraproducente. Kids Health informa que algunos niños tienen más dificultades para irse a dormir cuando están demasiado cansados. Busca ese momento mágico cuando el niño comienza a disminuir la velocidad o frotarse los ojos. Establece este tiempo general como la hora de acostarse.

Consideraciones

Incluso el más consistente de los niños pequeños puede pasar por fases en las que no duerma toda la noche o duerma menos que el promedio. Los niños a los le que están saliendo los dientes o experimentan grandes saltos en su desarrollo pueden tener más dificultades de establecerse para la siesta o la hora de acostarse. Los sueños y las pesadillas también pueden despertar a los niños.

Más galerías de fotos



Escrito por nina makofsky | Traducido por juan ignacio ceviño