¿Cuántas calorías se queman por hora al caminar?

Caminar puede no tener el mismo atractivo visual como el entrenamiento a intervalos de alta intensidad o los ejercicios aeróbicos, pero este simple ejercicio puede ser un medio eficaz para quemar calorías. Si estás ansioso por perder unos cuantos kilos o simplemente tienes ganas de bajar la barriga cervecera, caminar varias veces a la semana (en combinación con una dieta saludable, por supuesto) puede quemar cientos de calorías para ayudar a reducir cualquier kilo extra. Consulta a tu médico antes de comenzar cualquier régimen de ejercicio, incluso si es ligero.

Más calorías = Más peso

Las personas más pesadas queman calorías a un ritmo más rápido que aquellas más ligeras en todos los tipos de ejercicio, como caminar. De acuerdo con el Sistema Médica de la Universidad de Maryland (UMMS), una persona de 120 libras (55 kg) que camina durante 60 minutos a un ritmo moderado de 2 mph (3.2 kph) quema alrededor de 256 calorías. Las personas que pesan 180 (80 kg) y 240 libras (110 kg), sin embargo, queman aproximadamente 384 calorías y 512, respectivamente, durante la misma distancia a la misma velocidad.

Incrementa tu ritmo para una quema más rápida

Tu peso no es el único factor que determina el ritmo al que quemas calorías mientras caminas. Si eres capaz de aumentar tu ritmo, la caminata se convierte instantáneamente en una actividad más eficiente de quema de calorías. Una persona de 150 libras (68 kg) quema aproximadamente 240 calorías en una hora de caminata a 2 mph (3.3 kph), según registra el UMMS. Cuando esta persona aumenta su ritmo a 3 mph (4.8 kph), su caminata de una hora lo hará quemar alrededor de 320 calorías. Si puede mantener un ritmo de 4.5 mph (7.2 kph) durante 60 minutos, quemará alrededor de 440 calorías.

No menosprecies el caminar

Caminar no quema calorías tan rápidamente como ciertos otros ejercicios aeróbicos, como correr, nadar o montar en bicicleta. Caminar, sin embargo, es un ejercicio de bajo impacto ideal para una amplia gama de personas, incluyendo aquellas que sufren de dolor en las articulaciones y no son físicamente capaces de realizar ejercicios más pesados. Si eliges el caminar como tu principal fuente de ejercicio aeróbico, ajusta tu horario semanal para que tengas oportunidad de realizar un mínimo de 2 horas y media de caminata.

Da un paso hacia un cuerpo más sano

La Escuela de Medicina de Harvard señala que caminar es una forma ideal de ejercicio debido a su simplicidad. Mientras otros programas pueden tener un período de adaptación que a veces puede ser frustrante, caminar es un movimiento natural que no te exige ningún tipo de habilidad deportiva especial. Los beneficios del ejercicio aeróbico, según explica la Clínica Cleveland, incluyen más rendimiento cardiovascular, mejoran la capacidad pulmonar y contienen un menor riesgo de enfermedades relacionadas con el corazón. Ejercicios como caminar también te ayudan a manejar el estrés.

Más galerías de fotos



Escrito por william mccoy | Traducido por eduardo sanchez