¿Cuántas calorías hay en una rebanada de queso Kraft?

Terminar de armar tu sándwich perfecto con una rica rebanada de queso Kraft puede completar tu comida, pero tu figura puede sufrir las consecuencias. El queso Kraft regular es relativamente alto en calorías. Así que si estás cuidando tu dieta y tu objetivo es reducir peso, opta por una variedad baja en grasa o sin grasa de tu queso favorito.

Queso regular

Una rebanada de queso regular Kraft, elaborado con leche entera, contiene 60 calorías. El 60% del total de las calorías, o 36 calorías, provienen de los 4 gramos de grasa. Igualmente, recibirás proteínas de esta misma rebanada, 3 gramos para ser exactos. Eso equivale a 12 calorías de proteínas o el 20% de las calorías totales. El 20% de las calorías restantes, alrededor de 12, son cerca de 3 gramos de hidratos de carbono.

Queso reducido en grasa

Reducirás las calorías en un 25% si optas por el tipo de queso Kraft hecho con leche de 2%. Una rebanada de esta variedad con menos grasa tiene aproximadamente 45 calorías. Casi 23 de las calorías totales, o el 50%, provienen de los 2.5 gramos de grasa. Obtendrás otras 16 calorías de 4 gramos de proteína, lo que representa alrededor del 35% del total. El 15% restante de calorías, alrededor de 7, provienen de poco menos de 2 gramos de hidratos de carbono.

Queso sin grasa

Una rebanada de queso Kraft sin grasa tiene alrededor de 30 calorías, la mitad que el regular. Igualmente, esto no significa que no tenga nada de grasa. Simplemente significa que tiene menos de 0.5 gramos de grasa por porción. Una rebanada tiene 0.2 gramos de grasa o menos de 2 calorías de grasa, lo que representa menos del 7% de las calorías totales. El queso Kraft sin grasa tiene un poco más de proteína que las otras variedades, con 4.75 gramos por porción. Esto es menos de 20 calorías de proteínas o casi el 62%. También es más alto en hidratos de carbono, con más de un tercio de las calorías provenientes de carbohidratos. Obtendrás aproximadamente 10 calorías de los 2.5 gramos de hidratos de carbono.

Consideraciones especiales

Presta atención a la cantidad de grasa saturada en el queso que te gusta. Las grasas saturadas, que están claramente indicadas en la etiqueta de información nutricional, aumentan el riesgo de complicaciones cardiovasculares mediante la elevación de tu nivel de colesterol en la sangre y el endurecimiento de las arterias. Las Dietary Guidelines for Americans 2010 señalan que menos del 10% de tus calorías deben provenir de grasas saturadas. Eso es un máximo de 200 calorías, o 22 gramos de grasa saturada, para una dieta de 2,000 calorías. Una rebanada regular de queso Kraft implica más del 11% de dicha asignación, con 2.5 gramos de grasa saturada. La clase baja en grasa tiene sólo 1,5 gramos de grasa saturada, mientras que la libre de grasa es la opción más saludable, con menos de 0,2 gramos de la grasa no saludable.

Más galerías de fotos



Escrito por melodie anne | Traducido por sofia loffreda