¿Cuántas calorías puedo continuar quemando después de hacer ejercicio?

Quemar calorías después de un entrenamiento es conocido como el efecto de postcombustión. Esto no ocurre con el ejercicio moderado, lo que ha llevado a algunos investigadores a creer que el efecto de postcombustión es un mito; sin embargo, nueva evidencia indica que existe una correlación directa entre la intensidad de tu entrenamiento y la cantidad de calorías que quemas durante una sesión de ejercicio (y mucho después). Aunque no existe una ecuación para calcular la postcombustión, hay ciertos ejercicios que le darán a tu metabolismo un impulso de larga duración.

Cómo funciona la postcombustión

La actividad física intensa crea un déficit de oxígeno. El efecto de postcombustión, también conocido como el consumo excesivo de oxígeno tras el ejercicio, se produce cuando el cuerpo sigue quemando calorías después de hacer ejercicio para reponer las reservas de oxígeno en los músculos mientras se recuperan. Este proceso acelera tu metabolismo, lo que también se caracteriza por un aumento en el flujo sanguíneo, a medida que tu cuerpo regula su temperatura nuevamente al estado anterior. Cuanto más intenso es el ejercicio, más tiempo necesita tu cuerpo para recuperarse. El efecto de postcombustión puede ayudar a las personas a quemar calorías para bajar de peso y reducir la grasa corporal si crean un déficit comiendo menos calorías de las que queman.

Calorías que podrías quemar

Amy A. Knab, de Appalachian State University y un equipo de investigadores se propusieron determinar la cantidad de calorías que una persona puede quemar después de un entrenamiento vigoroso. Diez hombres reclutados para el estudio realizaron un entrenamiento vigoroso de 45 minutos en una bicicleta estacionaria. Los participantes lograron quemar 420 calorías durante el entrenamiento. El efecto de postcombustión se midió en una cámara metabólica durante más de 14 horas, que revelaron que los participantes quemaron una cantidad adicional de 190 calorías. Según Claude Bouchard, el autor de “Physical Activity and Obesity, Second Edition” (Actividad Física y Obesidad, segunda edición), las personas que corren o hacen ciclismo al 70 a 75 por ciento de su VO2 (volumen de oxígeno consumido ejercitando a la máxima capacidad) pueden quemar entre 300 y 700 calorías después hacer ejercicio. Bouchard también señala que una postcombustión de 700 calorías es rara.

Postcombustión con ejercicio de resistencia

El efecto de postcombustión no se limita a ejercicio cardiovascular. Los investigadores del Department of Sport and Movement Science indican que el ejercicio de resistencia, como el entrenamiento con pesas, puede elevar tu metabolismo por hasta dos días. Los investigadores también concluyeron que el uso de pesas más grandes no extienden o elevan la quema de calorías después del ejercicio. Realiza una sesión de ejercicios de resistencia intensa rápida como el entrenamiento de circuito, para maximizar tu quema de calorías después del ejercicio.

¿Cuáles son los ejercicios vigorosos?

Para determinar si tu sesión de ejercicio es lo suficientemente intensa como para crear un efecto de postcombustión, calcula la frecuencia cardíaca máxima (FCM). La forma más precisa para calcular tu FMC es hacerte una prueba clínica con una caminadora. Por lo pronto, resta tu edad de 220 para una estimación. Por ejemplo, una persona de 30 años tendría un FMC estimado de 190. Para quemar calorías después de un entrenamiento, debes mantener una frecuencia cardiaca entre el 70 y 80 por ciento de su FMC. Haz ejercicio usando un monitor de ritmo cardíaco para verificar la intensidad de tu entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por frank yemi | Traducido por maria del rocio canales