¿Con cuánta rapidez se baja de peso luego de hacer ejercicio?

Al querer bajar de peso, el primer instinto puede ser comenzar de inmediato con una rutina de ejercicios nueva. Ciertamente, esto podrá lograr cosas maravillosas para el cuerpo, pero no llevará necesariamente a bajar de peso. El cuerpo usa los alimentos que uno ingiere para impulsar las actividades y el ejercicio realizado. Lo que sobra se almacena como grasa, incluso al hacer ejercicio. Para bajar de peso necesitas combinar una rutina de ejercicio físico con una ingesta de calorías limitada. Haz una consulta con tu médico antes de comenzar con cualquier tipo de programa para bajar de peso.

Cómo bajar de peso

Si bien hacer ejercicio de forma regular es importante para cualquier plan para bajar de peso, no implica una relación causa-efecto. El hecho de ejercitar no es lo que te lleva a bajar de peso, es el hecho de que le exijas a tu cuerpo hacer algo que no está preparado para realizar a nivel nutritivo. Por lo que en vez de usar alimentos como combustible, tu cuerpo recurre al combustible almacenado, o adiposidad. Los triglicéridos se obtienen a partir de las células de tejido adiposo, que a la larga se encogen a medida que se vacían, lo que resulta en una pérdida de peso, informa Katherine Zeratsky, nutricionista y escritora del sitio web de la Clínica Mayo.

Déficit de calorías

La velocidad a la que bajes de peso depende de cuánto estés agotando el combustible que tengas almacenado en el cuerpo. Para bajar una libra por semana, debes crear un déficit de 500 calorías por día, lo que significa que debes quemar 500 calorías más de lo que tu cuerpo necesita. Si quieres bajar de peso más rápido, puedes crear un déficit de 1,000 calorías por día para bajar 2 libras por semana, pero más déficit que este se considera peligroso. Si tenemos en cuenta que una persona de 150 libras quema aproximadamente 440 calorías caminando una hora a 4.5 millas por hora, esto sería demasiado tiempo ejercitando.

El rol de la alimentación

Es muy fácil crear alrededor de la mitad del déficit reduciendo la ingesta de calorías, por lo que sólo deberás hacer ejercicio la mitad de tiempo cada día. Por ejemplo, si tu meta es bajar 1 libra por semana, puedes caminar 30 minutos por día y dejar de comer postres o no tomar un par de gaseosas para crear el déficit. No es un gran cambio si tienes en cuenta que al hacerlo podrás usar pantalones más pequeños en un par de meses.

Piedras de tropiezo

La clave es que el déficit debe estar por debajo de lo que tu cuerpo necesita, no respecto a lo que estás acostumbrado a comer. Usa una calculadora por Internet, como la que está disponible en la página web de la American Cancer Society, para descubrir cuál es la cantidad. Si has estado comiendo extremadamente de más y estás aumentando de peso constantemente, deberás reducir la ingesta de calorías sólo para llegar a un nivel en el que tu peso se mantenga estable y dejes de aumentar, y luego deberás ingerir menos calorías para bajar de peso. Además de esto, hacer ejercicio puede aumentar tu apetito. La mejor arma es ingerir grandes cantidades de alimentos de bajas calorías, como frutas y verduras. No sólo son sanas, sino que ocupan mucho espacio en el estómago, pero sólo brindan unas pocas calorías. Es posible que subas un poco de peso a medida que tus músculos se desarrollan, pero eso es una buena señal (los músculos ayudan a quemar grasa incrementando el déficit de calorías), así que ve al gimnasio.

Más galerías de fotos



Escrito por angela brady | Traducido por noelia menéndez