¿Con cuánta frecuencia debería usar la máquina de remo?

La máquina de remo suele jugar un papel secundario frente a las más populares cintas de correr y entrenadores elípticos en el gimnasio, pero esta efectiva máquina de cardio puede ayudarte a quemar hasta 316 calorías en 30 minutos de ejercicio vigoroso si pesas 155 libras. La frecuencia con la que usas la máquina de remo depende de tus objetivos de aptitud física particulares. Los principiantes buscando incrementar su aptitud física general cardiovascular deberían comenzar con sólo 15 minutos al día, dos o tres veces por semana, mientras que los remadores competitivos podrían usar esta máquina casi diariamente para perfeccionar su técnica.

Rema, rema, rema en tu entrenamiento

En teoría, podrías usar la máquina de remo por cada uno de tus ejercicios de cardio, pero si tu objetivo es la aptitud física general, te beneficiarás de variar tu entrenamiento regularmente. Realizar un movimiento repetitivo en la máquina de remo puede llevar a una tensión en la espalda y dolor de rodilla, especialmente si estás fuera de estado. Combina dos o tres ejercicios de remo por semana con trote, bicicleta o clases de aptitud física, por ejemplo. Alguien que busque mejorar su salud con el ejercicio hará cardio de 150 a 300 minutos, o más, por semana. Para perder peso, necesitarás pasar 250 minutos o más. Y, si amas el remo, puedes pasar la mayor parte de ese tiempo en la máquina de remo siempre y cuando no experimentes dolor.

Cómo reman los profesionales

Un remador competitivo usa la máquina de remo para aumentar el entrenamiento al aire libre y fortalecer el entrenamiento todo el año. En otoño, estos atletas podrían usar el remador para sesiones largas con poca resistencia, mientras que en la primavera, más cerca de la competencia, el énfasis está en entrenamientos más cortos a mayor intensidad. Para prevenir lesiones, aumenta el tiempo que usas la máquina de remo gradualmente. La mayoría de las lesiones relacionadas con el remo suceden por hacer demasiado muy rápido.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por paula ximena cassiraga