¿Con cuánta frecuencia se debe hacer eructar a un bebé recién nacido mientras se lo amamanta?

Cuando un bebé recién nacido se alimenta, traga mucho aire. Si no lo haces eructar bien, puede tener gases dolorosos y malestar abdominal. Puede ser difícil coordinar el tiempo para hacerlo eructar cuando lo estás amamantando, ya que no sabes la cantidad de onzas que está ingiriendo. Sin embargo, los bebés que toman pecho tienden a necesitar eructar con menos frecuencia, ya que tragan menos aire al alimentarse.

Período de tiempo

El momento ideal para hacer eructar a un bebé que toma el pecho es cuando se cambia de pecho. Por ejemplo, luego de alimentarlo durante 10 minutos con el pecho izquierdo, hazlo eructar y cámbialo al pecho derecho para que termine de alimentarse. A medida que los bebés crecen y saben alimentarse mejor, tal vez sólo necesites hacerlo eructar una vez al final de cada comida.

Consideraciones

Si la leche sale con demasiada rapidez o si el bebé tiende a tragar rápido, es probable que necesite que lo hagas eructar con más frecuencia. Alimenta a tu bebé en una posición donde esté erguido y en un ángulo mayor a 45º para disminuir la cantidad de aire que traga al amamantarse. El bebé también debe estar cerca del pecho y no colgando lejos de él.

Importancia

En el caso de que el bebé no eructe luego de que lo cambies de pecho o luego de terminar de comer, no lo fuerces. Los bebés que toman pecho comen menos y con más frecuencia, lo que resulta en que traguen menos aire. Cuando lo hagas eructar, dale palmaditas suaves en la espalda mientras esté apoyado sobre tu regazo, sobre tu hombro o sentado e inclinado hacia delante.

Advertencia

A menos de que tu bebé parezca incómodo, no lo retires del pecho para hacerlo eructar. Es posible que te cueste que se prenda al pecho nuevamente luego de haberlo quitado abruptamente. Algunos síntomas que indican que el bebé está incómodo pueden ser que se retuerza, llore, o tire y suelte el pecho. Para quitar al bebé del pecho sin causarle malestar, coloca tu dedo en su boca y sácalo del pecho gradualmente.

Más galerías de fotos



Escrito por heather topham wood | Traducido por noelia menéndez