¿Cuánta correa debería quedar expuesta en un arnés de escalada?

Hay pocas experiencias más desgarradoras en la carrera de un escalador que terminar una escalada y quedar mirando hacia abajo de tu arnés, sólo para descubrir que estás colgando de par en par. Un arnés es una simple pieza de equipo que toma sólo unos minutos entender y puede salvar potencialmente la vida. Aprender los controles de seguridad de tu arnés, incluyendo la cantidad de correa que debe ser expuesta cuando está debidamente asegurada, puede salvar tu vida.

Tamaño adecuado

Un arnés debe quedar bastante ajustado, pero a la vez permitir que te muevas alrededor de la roca. Cuando se aprieta el arnés, asegúrate de que el cinturón esté arriba de tu cadera y que esté ajustado. Prueba el ajuste poniendo tu mano en el cinturón después de haberlo atado ajustadamente a tu cintura. Átalo al puño y trata de tirar de tu mano. Si su puño se desliza fácilmente del cinturón, ajusta más el cinturón. Realiza esta prueba con todas las posibles combinaciones de ropa con las que podrías usar el arnés, los pantalones y otras prendas voluminosas, por ejemplo, alterarían considerablemente la forma de un arnés. Algunos arneses tienen acolchado que bloquean las correas de que se deslicen más apretadas pasando un cierto punto; si te encuentra con este problema, compra una talla más pequeña para adaptarla a ti. Una vez que el cinturón quede firme, deberías tener 3 pulgadas de "cola", correa que sobresale más allá de la hebilla del cinturón.

Tipos de hebilla

Hay dos tipos de hebillas que aseguran las correas del arnés. Las hebillas dobles traseros son del tipo tradicional y requieren que el usuario tome una medida adicional para evitar que la correa se afloje durante una caída. Las hebillas de velocidad tienen un cierre adicional que permite al arnés permanecer ceñido con seguridad sin este paso. Aunque las hebillas dobles traseras tienen más correas para asegurar, los fabricantes se acomodarán a éste cuando diseñen el arnés, para que el usuario aún sólo tenga que preocuparse por mantener una cola de 3 pulgadas más allá de la hebilla.

Perneras

Las perneras son las otras correas de un arnés que cuelgan por debajo de la correa de la cintura. Estas tienden a ser de malla más fina, para que la captura de "seguridad" del arnés provenga del cinturón; las perneras se agregan para una mayor comodidad. Estas también pueden tener una doble vuelta o hebillas de seguridad, o pueden ser prefabricadas en un diámetro específico no ajustable. Si tus perneras son regulables, debes dejar por lo menos 2 pulgadas de correa adicional expuesta más allá de la hebilla.

Ajuste y desgaste

Las correas de un arnés se extenderán naturalmente a medida que las sacas, por eso después de varias sesiones de uso podría aparecer correa adicional. Esto es normal y no afecta a la seguridad del arnés. Sin embargo, las correas del arnés puede mostrar signos de desgaste después de tan sólo un año de uso frecuente; retira tu arnés si ves desgaste, decoloración o deterioro de la correa.

Más galerías de fotos



Escrito por calvin harris | Traducido por martín giovana