¿Cuánta agua necesitas beber al principio del embarazo?

El cuerpo humano necesita mucha agua para funcionar y eliminar los residuos, especialmente durante el embarazo. Beber suficiente agua en los primeros meses del embarazo puede ayudar a aliviar los síntomas del embarazo, como el estreñimiento, las hemorroides y la enfermedad de la mañana. El agua también ayuda a tu cuerpo a lidiar con los cambios hormonales y fisiológicos durante el embarazo.

La ingesta de agua recomendada

La American Pregnancy Association recomienda beber aproximadamente 3 litros de agua al día durante el primer, segundo y tercer trimestre. Añade 8 oz de agua por cada hora de actividad física que realizas. Si vives en un clima húmedo o si estás embarazada durante el verano, es posible que tengas que aumentar la ingesta de agua para reponer los líquidos perdidos durante la transpiración. El jugo, agua de coco y la leche contribuyen a la cantidad diaria de líquidos. Limita el consumo de cafeína a no más de 200 mg por día.

Beneficios

El agua ayuda a prevenir la deshidratación y proporciona varios beneficios para la salud durante el embarazo. Los síntomas de la deshidratación incluyen náuseas, mareos y dolores de cabeza. Estar correctamente hidratado te ayuda a aliviar estos síntomas y los efectos secundarios incómodos del embarazo. Tu cuerpo necesita mucho líquido durante el embarazo para mantener una buena cantidad de líquido amniótico para tu bebé en crecimiento. Beber mucha agua promueve un sistema digestivo saludable, que ayuda a aliviar las hemorroides y el estreñimiento. Mantenerte hidratado también ayuda a aliviar la inflamación que a menudo se produce al final del embarazo.

Las contracciones uterinas

La deshidratación es una causa común de las contracciones uterinas y el parto prematuro. La deshidratación leve puede causar contracciones falsas, o contracciones de Braxton Hicks, durante todo el embarazo. Aunque las contracciones de Braxton Hicks causan que tu útero se apriete, no causan que el cuello del útero se dilate. Si experimentas contracciones uterinas o contracciones de Braxton Hicks, colócate sobre un lado y bebe 8 oz de agua. Si las contracciones persisten o se intensifican después de beber agua y descansar, comunícate con tu proveedor de atención médica.

Consejos

Muchas mujeres embarazadas tienen dificultades para cumplir con la ingesta de agua recomendada durante el principio del embarazo. Mientras que algunas experimentan náuseas por la mañana son incapaces de digerir agua corriente, otras simplemente se olvidan de beber el agua que necesitan. Llevar una botella de agua contigo en todo momento puede ayudarte a recordar a beber agua durante todo el día. Si el sabor del agua es desagradable para ti, añade limón o rodajas de limón, pepino y otras frutas a tu agua.

Más galerías de fotos



Escrito por adrienne weeks | Traducido por gabriela nungaray