¿Puede cualquier suplemento ayudar a controlar la caspa?

La caspa es una afección cutánea que puede causar síntomas que incluyen picazón, irritación, enrojecimiento e inflamación del cuero cabelludo, junto con excesiva efusión de piel seca y escamosa. Una enfermedad común, la caspa puede ser muy incómoda y embarazosa para quienes sufren sus efectos. Los suplementos para el control de la caspa pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas desagradables de la caspa.

Vitaminas y minerales para controlar la caspa

Aunque la causa directa de la caspa es indeterminada, una nutrición deficiente puede ser un factor que contribuye a su desarrollo. Agregar algunos nutrientes claves a tu dieta puede ayudar a controlar o eliminar los síntomas de la caspa. La vitamina A ayuda a crear sebo o aceite de la piel, ayudando a mantener el cuero cabelludo y los folículos lubricados del cabello. Las vitaminas del complejo B apoyan la circulación y el nuevo crecimiento de la célula, ambas esenciales para la salud en el cuero cabelludo. La vitamina C fortalece el sistema inmunológico y la debilidad del sistema inmunitario puede provocar caspa. La vitamina E promueve la circulación de la sangre sana y la correcta cicatrización, factores que pueden ayudar en el control de salud y la caspa del cuero cabelludo. Otros nutrientes importantes para la salud del cuero cabelludo incluyen ácidos grasos esenciales, como omega-3 y omega-6 y minerales como hierro, cobre, selenio y zinc.

Aceite de árbol de té

El aceite del árbol del té es un suplemento popular para el control de la caspa y tiene algunas pruebas científicas detrás para este uso particular. Según un estudio publicado en la revista de la American Academy of Dermatology, las personas que usan un champú que contenía una concentración del 5% de aceite del árbol del té durante un período de cuatro semanas vieron un 41% de mejora en los síntomas de la caspa, en contraposición a una mejora del 11% en el grupo placebo.

Aceites naturales para el cuero cabelludo

Los aceites naturales se utilizan con frecuencia para complementar la salud del cuero cabelludo y controlar la caspa. Entre estos están los aceites de oliva, de almendras, de sésamo, de coco, de romero y de lavanda. Suelen utilizarse para acondicionar y nutrir el cuero cabelludo para aliviar la resequedad y calmar la irritación. A menudo, se utilizan junto con técnicas de masaje del cuero cabelludo para estimular la circulación en el cuero cabelludo y ayudar desechar la piel muerta escamosa que aparece con la caspa.

Miel

Otro suplemento popular del cuero cabelludo es la miel, que tiene propiedades antioxidantes, antifúngicas y antibacterianas. La miel diluida con agua caliente puede aplicarse en el cuero cabelludo y frotarlo suavemente dos o tres minutos. Cuando la solución de miel se frota a fondo, se debe dejar durante dos o tres horas y luego enjuagarla con agua tibia. Este tratamiento se dice que reduce la picazón, la descamación y la irritación de algunos enfermos de caspa.

Más galerías de fotos



Escrito por melinda l. secor | Traducido por maria gloria garcia menendez