Cualidades importantes en un buen compañero de cuarto

Compartir una habitación o apartamento con un amigo puede acercarte o alejarte para siempre; todo depende qué tan bien planeen y se comuniquen de antemano y después qué tan bien cada uno cumple con sus compromisos. Las mismas condiciones aplican al compartir habitación con un total desconocido, pero sin la familiaridad inicial. Incrementa las probabilidades de éxito mutuo entrevistando compañeros de habitación con anticipación, elaborando un borrador sencillo de código de conductas al cual se comprometen a respetar y después firmando el código.

Disposición a comunicarse

Busca a alguien que esté dispuesto a comunicarse y trabajar en los compromisos, incluso a medio conflicto. Temple University Off-Campus Living recomienda definir los términos como "limpio" y "tranquilo" que a menudo quieren decir diferentes cosas para diferentes personas. De esa forma puedes estar segura de que cuando se comuniquen estén hablando de lo mismo. Un borrador del código de conducta es un buen primer paso. Si tu compañera no está dispuesta a participar, está dejando en claro que tampoco participará en los compromisos o resolución de conflictos más adelante.

Responsable

Compartir vivienda requiere de cierta cantidad de responsabilidad de ambas partes. Estarás compartiendo no sólo un espacio en donde vivir, sino también las tareas y cuentas. Podrán tener maneras muy diferentes de administrar la renta, servicios, víveres, lujos como la TV por cable y tareas como lavar ropa, limpiar el baño o barrer la entrada. Una vez hayan llegado al acuerdo de cómo manejar estas situaciones, tú y tu compañera de apartamento o habitación deben ser lo suficientemente responsables para manejar sus respectivas partes del trabajo acordado y en tiempo.

Respeto

Tu compañera de apartamento tendrá, inevitablemente, acceso a tus pertenencias. Habitar con alguien en quien no confías compartir artículos, como muebles o el apartamento en sí, y que los cuide, puede ponerte los nervios de punta. Vivir con alguien que crees podría robarte sería aún peor. Podrían tener diferentes opiniones de lo que es tomar prestado y cuidar o respetar el tiempo y el espacio de cada quien. Determinen términos de préstamo y privacidad con los que se sientan cómodas antes de mudarse juntas.

Seguridad

Busca una compañera de apartamento que tenga ideas similares de lo que quiere decir seguridad. Esto incluye cosas como cerrar ventanas y poner seguro a las puertas, estando en casa o fuera de ella, pero también incluye si se debe pedir permiso una a la otra antes de invitar a otras personas y si se permite tener visitas que pasen la noche.

Hábitos compatibles de vida

Tú y tu compañera de apartamento no llegarán lejos sin patrones compatibles de vida. No tienen que tener los mismo patrones; por ejemplo, levantarse a la misma hora o irse a dormir a la misma hora, pero sí deben estar dispuestas a soportar las diferencias a largo plazo. Algunos conflictos comunes a observar incluyen saber si una es muy estudiosa y la otra gusta de las fiestas, una se va a dormir hasta tarde y la otra es ruidosa al levantarse temprano, ya sea que tendrán mascotas y si permitirán beber y fumar dentro del apartamento.

Más galerías de fotos



Escrito por marie mulrooney | Traducido por glen boyd