Cualidades que hacen un buen o mal padre

Aquellos que son considerados buenos padres por sus hijos, esposos y amigos tienen muchos errores de paternidad y son muy parecidos a los padres que se consideran menos exitosos en esto. Ya sea que fueras un padre efectivo pero ineficaz en el pasado, con esfuerzo genuino, dedicación y determinación para hacer lo mejor para tu hijo, puedes mejorar tus habilidades como padre.

Amor y apoyo

La paternidad efectiva requiere que los padres hagan esfuerzos consistentes para mostrar a sus hijos su amor y apoyo. Ser afectuoso con tu hijo dándole besos y abrazos -aunque tenga 2 o 17 años- es una manera de mostrarle que es importante para ti. Si no eres tan afectuoso, muéstrale tu amor y apoyo pasando tiempo con él, esto de acuerdo a una investigación hecha por el Departamento de Educación de Estados Unidos. La paternidad no efectiva falla en proveer a los niños con una adecuada cantidad de amor y apoyo necesario para su sano desarrollo emocional.

Modelar un comportamiento adecuado

Los padres efectivos modelan apropiadamente comportamientos para sus hijos, mientras que los no efectivos pueden practicar el "haz lo que yo digo, no lo que hago" como forma de paternidad. Los padres enseñan comportamientos a sus hijos de manera directa e indirecta, de acuerdo a la investigación hecha por académicos de la Universidad Purdue. Si tu hijo ve que tiras la basura en el bote de basura en vez de en el piso, es más probable que copie la conducta. Si tu hijo ve que gritas y berreas cuando estas enojado para dejar claro tu punto, es probable que imite tu comportamiento asumiendo que es una estrategia efectiva.

Flexibilidad

Los padres necesitan ser flexibles en su estilo de paternidad para delegar responsabilidades y expectativas sobre su hijo, de acuerdo a la página Web Kids Health (Salud de los niños). Los padres efectivos entienden las bases para los hitos del desarrollo como el caminar y hablar a cierta edad, pero también entienden que cada niño es diferente y que pueden ajustarse a las necesidades específicas de su hijo. No es efectivo para los padres ser inflexibles con las necesidades cambiantes de sus hijos, como la necesidad del adolescente de privacidad, independientemente de que cualquier nivel de privacidad fuera inaceptable antes en tu casa.

Disciplinarios positivos

Los padres con un estilo de paternidad efectivo toman la disciplina como una oportunidad para enseñar, no castigar. De acuerdo a una investigación publicada en la página web en el Distrito Escolar de Mead en Washington producida por la Asociación de Disciplina Positiva, una organización no lucrativa enfocada hacia el desarrollo positivo y las relaciones respetuosas, la disciplina positiva respeta al niño y enseña habilidades para la vida y sociales importantes. Los padres efectivos deben elegir usar métodos como un tiempo fuera y quitar privilegios para enseñar a sus pequeños el autocontrol, y las consecuencias asociadas con ciertos comportamientos negativos. Los padres con un estilo de paternidad no efectiva pueden ver el pegarle a su hijo como una cura para eliminar ciertos comportamientos, pero fallan en darse cuenta de que esto solamente refuerza el temor, y no enseña a los niños cómo tener la conducta deseada y un comportamiento apropiado.

Más galerías de fotos



Escrito por k. nola mokeyane | Traducido por esteban arenas