¿Cuáles son las tres P de la diabetes?

En la diabetes, las células del cuerpo no pueden utilizar el azúcar en la sangre, llamado glucosa, para cumplir sus demandas energéticas. Esto se debe a una cantidad inadecuada de insulina en el torrente sanguíneo. La gran mayoría de los casos de diabetes son de tipo I o de tipo II. La Asociación Americana de Diabetes (American Diabetes Association) calcula que 23.600.000 estadounidenses tienen diabetes y que 5.700.000 de ellos no lo saben. Entender los síntomas de la diabetes le permite a las personas saber cuándo buscar atención médica. Como con la mayoría de las enfermedades, el diagnóstico oportuno y la intervención temprana en la diabetes pueden resultar en un pronóstico más favorable. Los síntomas clásicos de la diabetes se han apodado "las tres p".

Poliuria

La poliuria es el término medico para orinar grandes volúmenes. Si tienes diabetes sin tratamiento, puedes notar que debes ir a orinar con más frecuencia de lo normal y probablemente también notes que estás orinando mucho más. Esto puede aparecer gradualmente o en el transcurso de una semana. La poliuria ocurre por que los riñones "intentan" deshacerse de la glucosa de más, en la sangre. El torrente sanguíneo tiene glucosa en exceso por que no es utilizada por el cuerpo debido a la cantidad insuficiente de insulina circulante.

Polidipsia

La polidipsia es el término médico para indicar una sed excesiva. Puedes notar que tienes muchas ganas de tomar agua y que no te satisfaces, incluso puedes llegar a beber más de un galón de agua al día. Algunas personas tienen ganas de otras bebidas si no les gusta tomar agua. Esta sed excesiva ocurre por que los riñones excretan agua del torrente sanguíneo al eliminar grandes volúmenes de orina. El mecanismo de la sed se inicia para intentar mantener suficiente agua en tu sangre.

Polifagia

La polifagia es el término médico para un hambre excesiva. Si tienes diabetes sin diagnosticar puedes tener más hambre de la usual. Este síntoma puede ser menos notorio que los otros dos. La Fundación Nemours explica que la polifagia surge por que la glucosa no se utiliza para generar energía. Esto se debe a una falta de insulina, la hormona que se requiere para que las células puedan utilizar la glucosa de la sangre. Conforma la glucosa se elimina por la orina, el cuerpo envía una señal al cerebro para comer más y más.

Más galerías de fotos



Escrito por j. lucy boyd | Traducido por karly silva