¿Cuáles son las tres funciones importantes de los carbohidratos en el cuerpo?

Los carbohidratos son una de las tres moléculas de macronutrientes; las otras dos son las proteínas y las grasas. Los macronutrientes son compuestos que necesitas en grandes cantidades cada día para ayudar a completar las necesidades de energía. No sería exacto decir que sólo hay tres funciones importantes de los hidratos de carbono en el cuerpo, pero sin duda hay tres que son más importantes.

Carbohidratos

Los hidratos de carbono son compuestos de carbono, oxígeno e hidrógeno que tienen el doble de átomos de hidrógeno y de oxígeno. Los hidratos de carbono nutricionales incluyen azúcares, almidón y fibra; todos consisten de una o más unidades más pequeñas llamadas monosacáridos, o unidades de un solo azúcar. Los azúcares tienen sólo uno o dos monosacáridos, mientras que el almidón y la fibra son largas cadenas de monosacáridos.

Energía inmediata

Quizás la función más conocida de los carbohidratos en el cuerpo es que proveen las necesidades energéticas inmediatas de tus células. Cuando se consumen azúcares o almidón, se descomponen en unidades de monosacáridos constituyentes y se absorben en el torrente sanguíneo. Las células los toman a partir de ahí y luego se pueden quemar químicamente mediante la combinación con el oxígeno para producir ATP o trifosfato de adenosina, que es una "moneda" de energía celular.

Energía almacenada

Otra función importante de los hidratos de carbono es que proveen las necesidades de energía durante los períodos de ayuno, de dos maneras. En primer lugar, las células pueden tomar los monosacáridos que has absorbido de los alimentos y crear glucógeno de ellos. El glucógeno es un carbohidrato hecho por y almacenado en el hígado y los músculos, que se convierten en una fuente de hidratos de carbono si baja el azúcar en la sangre. Alternativamente, el cuerpo puede convertir los monosacáridos en la grasa, que se puede utilizar más tarde para obtener energía.

Regulación digestiva

Un papel muy importante de los hidratos de carbono en el cuerpo no tiene nada que ver con la energía. A pesar de que no digieres ni absorbes la fibra, sigue siendo fundamental para el correcto funcionamiento del tracto digestivo. La fibra ayuda a mantener el intestino en movimiento a lo largo de la comida de forma regular, lo que evita el estreñimiento y optimiza la absorción y posterior eliminación. La fibra también se une a las toxinas y el colesterol, ayudando a asegurar que no absorbas los compuestos peligrosos de los alimentos.

Más galerías de fotos



Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por carlos alberto feruglio