¿Cuáles son los tratamientos indicados para aliviar la inflamación de las encías debido al uso de frenillos dentales?

El uso de frenillos dentales parece ser un rito de paso para los adolescentes estadounidenses. Los dientes permanentes a menudo vienen torcidos tras la pérdida de las piezas de leche, razón por la que se recurre a la ortodoncia para corregir el crecimiento abultado, desviado y superpuesto. La firma fabricante de pasta dental Colgate, estima que en un momento dado, casi tres millones de adolescentes en los Estados Unidos estarán usado frenillos al mismo tiempo. El dolor físico a menudo acompaña al forzoso ajuste emocional que debe hacerse al recibir los frenillos. El efecto secundario principal de la tracción y reajuste son las encías enrojecidas, doloridas e inflamadas.

Implementa una rutina de cuidado oral más escrupulosa

El doctor Jeff Donnelly, ortodoncista de Massachusetts, explica que las encías inflamadas son casi siempre un signo revelador de una incorrecta y deficiente eliminación de la placa bacteriana. Los frenillos tienden a abrazar la superficie del diente, lo que hace que el cepillado y la limpieza de las áreas expuestas restantes, incluida la línea de las encías, se conviertan en procesos complicados. La acumulación de placa que no se trata, puede producir gingivitis y enfermedad periodontal. El doctor Donnelly recomienda a los pacientes la utilización de una pasta dental con fluoruro seguida de enjuague bucal, además de seguir las instrucciones específicas del dentista y continuar utilizando el hilo dental.

Cambia tu dieta

Los frenillos tiran de los dientes para alinearlos correctamente. Esto causa dolor e hinchazón. Como el consumo de alimentos duros o de textura áspera puede agravar el problema, los doctores ortodoncistas de Carolina del Sur, Roland y Roberta Gardner, recomiendan evitar las verduras crudas y las frutas duras, así como el pan crujiente. La presión requerida para reducir los alimentos duros puede empeorar el dolor y la inflamación de las encías.

Calma tus encías

Los doctores Gardner también hacen énfasis en que el masaje de las encías puede aliviar la hinchazón y el dolor. Al mismo tiempo, sugieren utilizar un cepillo suave y sin pasta para masajear suavemente tanto los dientes como las encías durante unos 30 minutos. El doctor Donnelly sugiere enjuagarse a menudo con una solución de 1/2 cucharadita de sal y un vaso de agua tibia. El agua salada limpia las encías y disminuye la inflamación.

Cambia tus hábitos

Los malos hábitos como morderse las uñas o masticar las tapas de los bolígrafos, pueden tener el mismo efecto que la masticación de alimentos duros. A medida que el diente aprieta el objeto, las encías absorben la presión, lo que hace que se hinchen y duelan más. Los doctores Gardner sugieren evitar estas malas costumbres, lo mismo que las de morderse el labio y/o empujar la lengua contra los dientes. También se recomienda que los adultos que están usando frenillos eviten el tabaco --tanto fumado como masticado-- y el consumo de alcohol. Estas sustancias irritan las encías y causan más dolor e inflamación.

Más galerías de fotos



Escrito por jared paventi | Traducido por pei pei