¿Cuáles son los tratamientos para la inflamación crónica?

La inflamación crónica es un factor importante en todas las enfermedades crónicas y degenerativas y puede contribuir al proceso de envejecimiento. Una cierta cantidad de inflamación es necesaria para asegurar la curación y buena salud, pero cuando el sistema inmunológico se mantiene en un modo hiper-vigilante, la inflamación crónica resultante puede causar daños irreparables en el organismo.

AINEs y aspirina

Los antiinflamatorios no esteroideos o AINEs, bloquean las prostaglandinas, una sustancia química producida por las enzimas COX-1 y COX-2. Entre otras funciones, la enzima COX-1 mantiene el revestimiento del estómago sano y asegura que la sangre coagule normalmente. La enzima COX-2 también está implicada en la inflamación pero no afecta al estómago o al tracto intestinal. El uso prolongado de las AINEs o la aspirina puede causar hemorragias intestinales y daños graves en el estómago, hígado y riñones, advierte RX List.

Corticoesteroideos

Los corticoesteroideos, conocidos comúnmente como los esteroides, son una versión sintética del cortisol, la hormona del cuerpo para luchar o huir. Los esteroides funcionan para calmar al sistema inmune hiperactivo y para disminuir el nivel de inflamación en el cuerpo. Las personas con esclerosis múltiple, artritis reumatoide, lupus y otras enfermedades inflamatorias crónicas toman con frecuencia una serie de tratamientos esteroideos para calmar la respuesta inflamatoria. Los efectos secundarios de los esteroides incluyen osteoporosis, glaucoma, aumento de peso, presión arterial alta y una baja resistencia a las infecciones. La Cleveland Clinic recomienda a los pacientes que tomen esteroides sólo cuando sea necesario y limiten la dosis a la cantidad mínima recomendada para controlar la inflamación.

Inhibidores de COX-2

Los inhibidores de la COX-2 se prescriben para el tratamiento del dolor y la respuesta inflamatoria de la osteoartritis, la artritis reumatoide y las lesiones deportivas. Son llamados así porque disminuyen o inhiben los efectos de la COX-2, pero no impiden que la enzima COX-1 proteja el revestimiento del estómago. Dado a los efectos secundarios mortales asociados con el uso de los inhibidores de la COX-2, varios fabricantes retiraron sus productos del mercado. Hasta 2010, el Celebrex era el único inhibidor COX-2 disponible en los Estados Unidos, la American Diabetes Association advierte que las personas que toman estos medicamentos pueden estar en mayor riesgo de un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y complicaciones gastrointestinales.

Elecciones de vida

Una dieta nutritiva es la base para una buena salud, dice la enfermera practicante Marcelle Pick. Las vitaminas D, E y C y el ácido fólico tienen efectos antiinflamatorios y los alimentos ricos en omega 3, frutas y verduras y carbohidratos sin refinar pueden ayudar a reducir la respuesta inflamatoria del cuerpo. La meditación, yoga, Tai Chi y otras técnicas de relajación reducen la producción de cortisol en el cuerpo. La acción de las propiedades antiinflamatorias de la sustancia encontrada en el vino tinto, el resveratrol, pueden ofrecer nuevas perspectivas en un tratamiento eficaz para las enfermedades inflamatorias crónicas, según Science Daily.

Más galerías de fotos



Escrito por susan brassard | Traducido por mariana groning