¿Cuáles son los tratamientos para un jugador de voleibol con dolor en los hombros?

Muchas de las técnicas en el voleibol se ejecutan con los brazos arriba de la cabeza. Clavar, bloquear y servir el balón implica una presión significativa y potencialmente debilitante sobre las articulaciones de los hombros. Aunque un balón de voleibol es ligero, se golpea con una fuerza tremenda. Si tienes dolor en los hombros, algunas estrategias te pueden ayudar para tratar los síntomas. Si el dolor en tus hombros es severo o persistente, busca consejo médico.

Hielo


La aplicación de hielo reduce la inflamación y calma el dolor.

El dolor en los hombros lo causa a menudo la inflamación. Los tendones, ligamentos y músculos se traumatizan por el uso excesivo, y en un intento por protegerse a sí mismos se hinchan ligeramente, lo cual causa dolor. Usar hielo, en lo que se llama a veces crioterapia, puede ayudar a reducir la inflamación. Además de reducir la inflamación, el hielo bloquea parcialmente las señales del dolor que llegan a tu cerebro. La sensación de frío domina sobre el dolor y en consecuencia el hielo actúa como analgésico. Cuando uses hielo, asegúrate de usar un medio entre el hielo y tu piel para evitar causarte una quemadura por hielo. Revisa el área en la que estás aplicando el hielo cada pocos minutos y detén la aplicación si el área se pone blanca, debido a que esto podría indicar que el hielo está quemando.

Descanso


Entre más tardes en tomar un descanso, más tiempo durará la lesión.

Las lesiones crónicas son normalmente resultado de una repetición de movimientos en un período largo. Además de aplicar hielo en el área en cuestión, considera hacer una pausa en la actividad que está causando el dolor. Una vez que has removido lo que causa la tensión, tu cuerpo puede empezar a realizar el complejo proceso de curación. La repetición de ataques de la misma tensión puede impedir que una lesión sane. Largas sesiones de juego, obligaciones contractuales, la presión del equipo de los compañeros y entrenadores pueden volver imposible que te tomes el tiempo suficiente para tu curación, pero entre más tiempo aplaces el descanso, más tiempo persistirá la lesión.

Masaje


El masaje deportivo te ayudará a reparar las fibras musculares adheridas de modo que puedan funcionar adecuadamente.

Algún tipo de dolor crónico en el hombro puede ser el resultado de adhesiones de las fibras del músculo. Una adhesión ocurre cuando las fibras de los músculos, normalmente paralelas y con libre movimiento, se pegan unas con otras. Las adhesiones de las fibras musculares resultan en dolor y rigidez. Las adhesiones se pueden tratar con masaje deportivo y técnicas de relajación activa (ART). Tanto el masaje como las ART resultan en una reducción de las adhesiones y en mayor libertad de las fibras musculares de modo que puedan funcionar propiamente, lo cual resulta en menos dolor. Si decides probar con masaje deportivo o ART, busca a un profesional certificado y con licencia.

Estirando y fortaleciendo


El desequilibrio entre los musculos traseros y delanteros del hombro puede producir dolor.

El dolor en los hombros puede ser el resultado de desequilibrios en la fuerza y la tensión del músculo. Una articulación del hombro desequilibrada no va a funcionar como debería y las estructuras que se supone que no deberían entrar en contacto unas con otras pueden hacerlo si el hombro no se está moviendo como debería. En el voleibol se usan los músculos del frente de los hombros mucho más que los de la parte trasera. Los músculos frontales de los hombros tensos y excesivamente fuertes van a jalar la articulación de tus hombros hacia adelante y hacia afuera de su alineación. Para remediar esto, fortalece los músculos de la parte trasera de los hombros mientras estiras los del frente. Esto ayudará a realinear los hombros y a reducir el dolor.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick dale | Traducido por josé alcázar.