Cuáles son los tipos de pases en el voleibol

Los jugadores de voleibol saben que es un deporte de equipo y deben aprender cómo pasar la bola de forma adecuada a sus compañeros para poder triunfar. La recepción, el golpe con la punta de los dedos y el pase colocado son las formas de pasar la bola a los compañeros para que puedan manejar la pelota adecuadamente.

Toque con la punta de los dedos

El toque con la punta de los dedos es usado para tener un mejor control de la bola cuando se pasa a un compañero. Al hacerlo, párate con las manos sobre tu frente, manteniéndolas separadas a una distancia similar al diámetro de la bola. Colócate debajo de la pelota y apunta tu cuerpo hacia la dirección que quieres que tome la bola. Pasa la pelota a tu compañero usando solamente la punta de los dedos para dirigir la bola. Esto reduce significativamente su velocidad, de forma que tu compañero puede recibirla o rematarla por encima de la red.

Recepción

La recepción es la forma ideal de detener una bola que se mueve con rapidez y dirigirla a un compañero. Es perfecta para tiros profundos que superan la red con rapidez y están cerca del suelo. Para recibir la bola, extiende tus manos al frente y junta tus manos, cruzando los pulgares. Mantén una postura abierta. Para recibir la bola, debes golpearla con tus antebrazos, cerca de tus muñecas y hacer fuerza con los brazos hacia arriba, inclinando la base de tus pulgares hacia arriba. La recepción reduce el control de la dirección de la bola, pero un buen compañero debe estar listo para capturar la bola después de que la recibas. Una recepción suele ser el primer contacto cuando la pelota pasa desde el otro lado por encima de la red.

Colocación

Un pase colocado es parecido a uno con la punta de los dedos, con la excepción de que su propósito es pasar la bola a otro jugador para que éste la remate, indica el sitio web Strenght and Power for Volleyball. En un pase colocado, debes dar un paso hacia atrás y transferir tu peso a la parte trasera de tus piernas conforme la bola cae sobre ti. Al atraparla, mueve el pie trasero hacia adelante, para poder generar más fuerza para empujar la bola hacia arriba. En lugar de dirigirla a un compañero, la bola colocada debe subir, moviéndose hacia una posición perfecta por encima de la red para que un compañero la remate.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por eduardo moguel