¿Cuáles son los síntomas de alergia a la leche en un infante?

Muchos infantes (de edades de 1 a 3 años) pueden tomar leche de vaca sin ningún problema. Sin embargo, la leche es uno de los alergenos más comunes para los niños pequeños, de acuerdo con la American Academy of Allergy, Asthma and Immunology, o AAAAI (por sus siglas en inglés). Incluso, aproximadamente el 15% de los niños alérgicos a la leche no superarán la alergia a la edad de 5 años. Las alternativas como la leche de cabra o de oveja son sustitutos pobres para la leche de vaca, porque los niños con alergia a la leche probablemente reaccionarán a ellas también. Los pequeños pueden experimentar síntomas al beber, tocar o simplemente respirar la leche o los productos lácteos. Es importante estar consciente de los síntomas ya que podrían ocurrir desde unos cuantos minutos hasta horas después de la exposición a la leche, y persistir durante varios días.

Síntomas inmediatos

Un pequeño que tiene alergia a la leche puede experimentar una variedad de síntomas inmediatos minutos y hasta una hora después de beber leche o comer productos lácteos. Los síntomas pueden incluir erupciones, inflamación, todos, vómito y sibilancia, de acuerdo con el Dr. Carlo Caffarelli en la emisión de enero de 2010 del “Italian Journal of Pediatrics". Las erupciones son bultos rojos elevados y que dan comezón que aparecen en cualquier parte de la piel y pueden desaparecer por sí solas un par de horas después. La inflamación que ocurre en los labios, párpados, manos y pies, u otras partes del cuerpo, podría ser incómoda, pero no dolorosa.

Anafilaxis

La anafilaxis es una reacción alérgica potencialmente mortal que ocurre minutos o horas después de la exposición a la leche. Esta afecta muchas áreas del cuerpo y puede ser una combinación de síntomas suaves a severos. El infante con alergia a la leche puede experimentar falta de aliento, rigidez de la garganta, problemas para deglutir, congestión nasal e inflamación severa de la garganta y la lengua que obstruya la respiración. Otros síntomas podrían incluir vómito de proyectil, diarrea aguda, shock o pérdida de conciencia. De acuerdo con la AAAAI, algunos padres no se dan cuenta de que su hijo tiene alergia a la leche hasta que experimenta anafilaxis. Incluso pequeñas cantidades de leche podrían provocar un episodio. Esta puede dar como resultado la muerte, así que es importante buscar atención médica inmediatamente.

Reacciones tardías

Un infante con alergia a la leche también puede experimentar síntomas que persistan durante varios días después de la exposición a la leche. Los síntomas podrían incluir congestión nasal, ojos llorosos, tos persistente o sibilancia, o erupciones que causan comezón alrededor de la boca y que se diseminan a otras partes del cuerpo. El pequeño también podría rechazar comer, quejarse de dolor estomacal y tener vómito o diarrea crónica, o heces sueltas y sanguinolentas, dice el Dr. Caffarelli. Los padres que sospechan de que su pequeño haya sido expuesto a la leche o que tenga una alergia a esta quizás quieran consultar a un especialista para una prueba de alergias.

Más galerías de fotos



Escrito por grace ibay | Traducido por laura de alba