Cuáles son los riesgos de utilizar pesas rusas

Quemar más de 400 calorías en una sesión de ejercicios de 20 minutos puede resultar muy atractivo y tentarte a utilizar pesas rusas en tu rutina. Dado el resurgimiento de la popularidad con instructores y especialistas, tales como CrossFit, el American Council on Exercise ordenó un estudio a finales de 2009 para confirmar la cantidad de calorías quemadas. Los ejercicios intensos requieren de mucha concentración y los recién llegados a este tipo de acondicionamiento debe tener presentes ciertos factores para mantenerse a salvo de ciertos riesgos comunes inherentes al ejercicio con pesas rusas. Consulta a tu médico antes para asegurarte que este tipo de rutina es adecuada para ti, después prepárate para el éxito con esta lista de objetivos.

Hacer demasiado ejercicio

No importa cuan fuerte crees ser, evita averiguarlo con una pesa rusa demasiado pesada. Finalmente, terminarás trabajando con una pesa más grande de lo que puedes jalar o levantar, de acuerdo con Shannon Fable, una experta de IDEA kettlebell, pero es necesario que sepas controlarla durante los giros curvilíneos. Comienza con una pesa rusa más ligera para aprender los movimientos básicos, después podrás aumentar el peso gradualmente conforme aumenta tu confianza y tu control sobre ella.

Espacio insuficiente

Esa pesa en movimiento puede causar tanto daño como una bola para demoler en tu equipo, tus paredes y tus muebles. Planea tu sesión de ejercicios con base en tu altura más un pie (30,48 cm). Un hombre de 6 pies (1,82 m) necesita 7 pies (2,13 m) de espacio para poder trabajar con la pesa rusa a toda capacidad.

Plan de escape

Perder el control cuando estás aprendiendo a utilizar una pesa rusa es inevitable, así que necesitas mantenerte concentrado y tener un plan. El peligro en potencia de detenerte a medio ejercicio es que puedes tener un tirón intenso, e incluso un desgarre en algún músculo del hombro, o puedes golpear algo con tu pesa. Cuando un ejercicio se salga de control, deja que el movimiento natural termine y después reconsidera el tipo de ejercicio.

Ejercitarte por demasiado tiempo

Decide si puedes con una sesión de 60 minutos con pesas rusas. Tus músculos estabilizadores trabajan tiempo extra durante el movimiento de la pesa. Cuando empiezas a casarte, eres propenso a perder el control, lo que puede causar alguna lesión o daños a las paredes. La quema de calorías con mucha energía de las pesas rusas hace innecesario tener sesiones demasiado largas. Planea una sesión más corta de lo que durarías en la caminadora o levantando pesas; 20 minutos es bastante.

Técnica deficiente

A primera vista, las rutinas con las pesas rusas parecen enfocarse principalmente en el brazo y el hombro. Si utilizas la forma correcta, las caderas serán tu fuente principal de impulso para tu rutina con la pesa rusa. El hombro y la espalda trabajan para estabilizarte durante el movimiento, pero si concentras el trabajo para que se origine del brazo y el hombro, te lastimarás.

Practicando solo

Un físico impresionante no es sinónimo de ser un buen instructor. Aprender la técnica adecuada puede, además de evitarte lesiones, ayudarte a aumentar tu masa muscular y tu tolerancia más rápidamente si aprendes las técnicas correctas para el ejercicio con pesas rusas. Encuentra a un instructor certificado a través de las asociaciones de acondicionamiento físico, tales como el Register of Kettlebell Professionals (Registro de Profesionales en Pesas Rusas), la International Kettlebell and Fitness Federation (Federaciòn Internacional de Pesas Rusas y Acondicionamiento Fìsico) y el American Council on Exercise (Consejo Norteamericano de Ejercicio).

Más galerías de fotos



Escrito por christine binnendyk | Traducido por ricardo frot