¿Cuáles son los riesgos de lanzar al aire a un bebé?

Cualquier actividad que requiera de un exceso de fuerza es riesgosa para un bebé. Lanzar a un bebé hacia el aire involucra muchos riesgos, desde que se golpee la cabeza hasta una caída no intencionada. Si aún quieres jugar con tu bebé de esta manera, es mucho más seguro si sólo lo levantas en lugar de aventarlo al aire. También debes asegurarte de que tu bebé tiene el desarrollo físico necesario para evitar lesiones.

Tensión en el cuello

Aunque el control de la cabeza normalmente se desarrolla a partir de los 4 meses, es mucho más seguro esperar hasta que el bebé tenga al menos 6 meses de edad si decides jugar a aventarlo. Para los 6 meses, los músculos del cuello del bebé son más fuertes. Aventar al bebé al aire antes de los 6 meses puede provocar tensiones o tirones del cuello que no puede soportar apropiadamente su cabeza. El Dr. Heather Armstrong, pediatra de Florida, recomienda en el artículo "Parenting" de su página web que incluso después de los 6 meses debes evitar los juegos bruscos.

Caídas

Cuando lanzas un bebé, éste deja momentáneamente tus manos y puede que no seas capaz de atraparlo y caiga al suelo. De acuerdo con el National Center on Shaken Baby Syndrome, las pequeñas caídas pueden provocar problemas como fractura de huesos o hematomas, sangrado interno entre el esqueleto y la piel que protege al cerebro. Además, si el bebé se cae en una superficie extremadamente dura, o sufre de una larga caída, las lesiones pueden llegar a ser más severas.

Síndrome del bebé agitado

De acuerdo con el National Center on Shaken Baby Syndrome, las actividades como aventar a un bebé, trotar con el bebé en la espalda, columpiar al niño o balancearlo de arriba a abajo en las rodillas no son causas para lesiones de huesos, ojos o cerebro asociadas con este síndrome. Estas condiciones resultan más bien de agitarlo violentamente repetidas veces causando un trauma en los huesos, el cerebro y los ojos. Sin embargo, si estás lanzando a tu bebé de tal forma que su cabeza se mueva hacia delante y atrás, puede llegar a desarrollar este síndrome.

Seguridad al momento de jugar

Es mejor sostener la cabeza y cuello de tu bebé al momento de jugar. Los juegos que muevan la cabeza o cuello de tu bebé pueden generar lesiones. Si el juego es lo suficientemente brusco, puede ocasionar lesiones más graves. Levantar a tu bebé en el aire sin lanzarlo es la opción más segura.

Más galerías de fotos



Escrito por cynthia measom | Traducido por mariana perez