¿Cuáles son las responsabilidades de los padres de los papás adolescentes?

Averiguar que tu hijo será padre de un niño es a menudo sorprendente y aterrador, pero es probable que tu hijo esté aún más abrumado. Los problemas de la vida adolescente se vuelven inmensamente más difíciles de abordar cuando el embarazo se atraviesa en la mezcla. Como su padre, es importante que entiendas cómo satisfacer las necesidades de tu hijo y ayudarlo a convertirse en un padre responsable.

Apoyo económico

Los padres solteros son responsables de pagar la manutención de los menores en todos los estados de Estados Unidos, incluso si son menores de edad. Si tu hijo se niega o no puede mantener al niño, puede que tú seas responsable de su parte de la manutención, incluyendo los gastos médicos incurridos durante el embarazo y el parto. Ayuda a tu hijo con un plan sobre cómo va a cumplir con sus obligaciones financieras. Probablemente tendrá que obtener un empleo o tú tendrás que mantener al niño hasta que tu hijo sea capaz de obtener un empleo. Los padres adolescentes que trabajan medio tiempo tienen menos probabilidades de graduarse de la escuela, según un estudio publicado en la edición de septiembre de 2010 de Perspectives on Sexual and Reproductive Health, por lo que su disposición a apoyarlo ahora puede ampliar sus perspectivas de empleo en la edad adulta.

Apoyo emocional

Al enterarte de que tu hijo se convertirá en padre puede ser que tu primera reacción sea de ira y frustración, pero es importante saltarte tus propias emociones y centrarte en tu hijo. De acuerdo con KidsHealth, los chicos adolescentes con frecuencia están asustados y abrumados por la noticia y tu hijo puede necesitar apoyo para no evitar o negar su responsabilidad. La crítica puede provocar que se aleje más. En lugar de esto, inicia conversaciones tranquilas pero honestas y dale muchas oportunidades de hablar y de escucharlo. Si estás luchando para mantener la compostura, considera buscar a un consejero familiar o un terapeuta para mediar.

Apoyo educacional

Tu hijo probablemente no va a entender lo que puede esperar durante el embarazo de su pareja, el nacimiento de su hijo y los primeros años de crianza. Depende de ti ayudarle a estar lo más preparado posible. Ayúdale a obtener libros para padres, a registrarlo en clases y no tengas miedo de asesorarlo con la propia experiencia que has obtenido, siempre y cuando evites un tono de sermón o de juicio. En muchos casos, los padres adolescentes también deben familiarizarse con las leyes familiares, ya que a veces tienen que solicitar al tribunal la custodia o los derechos de visita. Ayúdalo a hacer las investigaciones necesarias y si necesita asesoría legal, ayúdale a seleccionar y a trabajar con un abogado. Si están considerando la adopción o el aborto, hay mucho que tu hijo tiene que aprender sobre lo que estos procesos implican y cuáles son sus derechos legales en esta materia.

Satisfacer sus necesidades básicas

Si tu hijo es un menor no emancipado, sigues siendo responsable de él, incluso si él no tiene un hijo propio. Los requisitos de que le proporciones alimentos, vivienda y educación secundaria no cambian, pero podría ser más difícil cumplir con estas obligaciones si tus propios recursos son limitados o si la tensión de la situación ha hecho que él sea desafiante. De acuerdo con el estudio publicado en Perspectives on Sexual and Reproductive Health, los padres adolescentes que se quedaron viviendo con padres tuvieron 73% más probabilidades de graduarse de la escuela que los que dejaron su casa para casarse o vivir con sus parejas. Si tu hijo no está bajo tu techo, tú y él deben comprometerse con tanto tiempo como sea posible para cuidar al niño en tu hogar, para que su pareja también pueda mantenerse al día con el trabajo escolar.

Más galerías de fotos



Escrito por marissa meyer | Traducido por francisco roca