¿Cuáles son los rangos críticos de glucosa?

Los pacientes con diabetes intentan mantener su glucosa en rangos normales para prevenir daño a los órganos internos y a sus nervios y conservar su visión. Trabajan en conjunto con sus médicos al igual que con enfermeras especializadas y dietistas para lograr esto. Los pacientes con diabetes tipo II pueden haber tenido síntomas de hiperglucemia que los obligaron a buscar atención médica, pero con frecuencia, este tipo de diabetes se diagnostica por exámenes de sangre de rutina. Con la atención adecuada, los niveles de glucosa sanguínea pueden nunca llegar a niveles críticos. La diabetes tipo I, tratada con insulina, generalmente es mucho más difícil de controlar, especialmente en la adolescencia. Es mucho más probable que los diabéticos tipo I lleguen a tener un nivel crítico de glucosa en algún momento de sus vidas.

Límite inferior crítico


Un dolor de cabeza puede ser síntoma de la hipoglucemia.

Llamada hipoglucemia, esta deficiencia de glucosa en la sangre se considera crítica en valores iguales o menores de 40 miligramos de glucosa por decilitro de sangre, o 40mg/dL. Sin embargo, esta cifra debe ajustarse individualmente, pues el nivel exacto en el que una persona presenta síntomas varía. La insulina y otros medicamentos para la diabetes pueden causar hipoglucemia bajo ciertas condiciones. Por ejemplo, saltarse una comida y tomar la dosis usual de insulina puede causar hipoglucemia. En la diabetes tipo II, los errores en los medicamentos y las interacciones medicamentosas pueden causar hipoglucemia. Se sugiere que los diabéticos no conduzcan con niveles menores a 70. Según el libro “Understanding Pathophysiology", los síntomas iniciales pueden ocurrir con niveles de glucosa de entre 45 a 60 mg/dL e incluyen dolor de cabeza, debilidad, palidez, hambre intensa, temblor e irritabilidad. Esto debe tratarse de inmediato con una restitución de glucosa. La hipoglucemia grave puede ocasionar crisis convulsivas, coma e incluso la muerte.

En el medio


Algunos diabéticos deben revisar sus niveles de glucosa antes y después de comer.

Los niveles de glucosa sanguínea que no estén en el rango crítico tampoco son necesariamente saludables. La American Diabetes Association estableció los niveles ideales de glucosa: para los no diabéticos, el rango es de 70 a 99 mg/dL en ayuno, y de 70 to 140 mg/dL en cualquier momento del día. Para los diabéticos, los niveles ideales son de 70 a 130 mg/dL antes de los alimentos y menores a 180 mg/dL una o dos horas después de comer. Mantener la glucosa dentro de este rango es la mejor protección contra las complicaciones de la diabetes.

Límite superior crítico


La hyperglucemia puede causar visión borrosa.

La hiperglucemia es un exceso de glucosa en la sangre. Este exceso es el que causa los síntomas de la diabetes. El nivel crítico es igual o superior a los 450 mg/dL. Conforme la glucosa sanguínea aumenta más de lo normal, los síntomas clásicos de sed y micción frecuente aumenta. Otros síntomas comunes de hiperglucemia son visión borrosa y fatiga. Si la glucosa continúa en aumento, aparece en la orina. Cuando se alcanzan niveles críticos, un diabético se deshidrata y comienza a metabolizar grasa en lugar de glucosa, lo que se llama cetoacidosis diabética. Un olor a acetona en el aliento puede aparecer. En este punto, la hiperglucemia debe tratarse con insulina y medidas de apoyo para evitar el coma e incluso la muerte.

Más galerías de fotos



Escrito por annie summers | Traducido por karly silva