¿Cuáles son los peligros del aceite de coco hidrogenado?

Muchas personas están confundidas acerca de los tipos de grasas y cuáles son saludables. Hay información contradictoria sobre el aceite de coco, pero la American Heart Association, la American Dietetic Association y la American Diabetes Association, todas recomiendan limitar la ingesta de grasas saturadas y las grasas hidrogenadas como el aceite hidrogenado de coco.

Enfermedad del corazón

Hay tres tipos principales de grasas: saturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas. El aceite de coco es una grasa saturada, lo que significa que es sólido a temperatura ambiente. Las grasas saturadas se acumulan en las arterias y pueden conducir a bloqueos. Las grasas saturadas e hidrogenadas o grasas trans pueden provocar que el colesterol se eleve. Las grasas trans son particularmente peligrosas porque no sólo elevan el colesterol LDL o colesterol malo, sino que también provocan la disminución de HDL, que es el colesterol bueno. El colesterol LDL elevado y colesterol HDL bajo en la sangre es un factor de riesgo para sufrir ataques cardíacos.

Accidente cerebrovascular

El aceite de coco hidrogenado conduce al mismo riesgo tanto de sufrir un accidente cerebrovascular como padecer enfermedades del corazón. Así como los vasos sanguíneos se ven afectados en el corazón, también pueden verse afectados en el cerebro. Si los vasos sanguíneos se bloquean en el cerebro a causa del consumo de una dieta alta en grasas hidrogenadas o saturadas como el aceite de coco, esto puede provocar un derrame cerebral.

Aumento de peso y obesidad

La mayoría de los productos que contienen aceite de coco hidrogenado son pasteles, postres y otros productos horneados. Estos tipos de alimentos son generalmente altos en calorías y bajos en nutrientes saludables. Si comes demasiado de este tipo de alimentos, eres más propenso a aumentar de peso, lo que puede conducir a la obesidad. La obesidad causa diabetes, enfermedades del corazón, presión arterial alta y muchos otros problemas de salud. La American Heart Association recomienda limitar el consumo de grasas saturadas, hidrogenadas y grasas trans a menos del 7 por ciento de las calorías. Esto significa que si comes 2.000 calorías al día debes comer menos de 140 calorías o 16 gramos de grasa saturada por día.

Más galerías de fotos



Escrito por kristin mortensen | Traducido por mayra cabrera