¿Cuáles son los peligros del peróxido de hidrógeno grado alimenticio?

El peróxido de hidrógeno grado alimenticio es una solución al 35% destinado a ser utilizado en la preparación o almacenamiento de alimentos. Algunos proveedores lo utilizan, por ejemplo, para limpiar la lechuga embolsada. El peróxido de hidrógeno grado alimenticio tiene lugar en ciertas prácticas de medicina alternativa que se adhieren a la teoría de que la enfermedad se desarrolla en los bajos niveles de oxígeno en el cuerpo. Este tipo de peróxido de hidrógeno pretende curar muchas enfermedades graves, como el cáncer y el SIDA. El sitio web de remedios caseros Clinic Tierra dice que los efectos secundarios no ocurren con dosis apropiadas de hasta 4 gotas por vaso de 8 onzas de agua destilada.

Peligros gastrointestinales

El peróxido de hidrógeno grado alimenticio puede dañar el tracto gastrointestinal. Un artículo en la edición de octubre de 2007 del "Canadian Journal of Gastroenterology" examinó un caso en el que un hombre consumió por accidente 250 ml de peróxido de hidrógeno grado alimenticio, pensando que era agua. El examen mostró una extensa lesión cáustica en el revestimiento del estómago y algunas erosiones superficiales en la primera sección del intestino delgado. El paciente pudo abandonar el hospital a los tres días, sin complicaciones. Los autores del estudio anotaron que tener esta sustancia a la mano con fines de medicina alternativa puede dar lugar a accidentes como éste. La ingestión de esta sustancia también puede causar efectos peores debido a su naturaleza cáustica, incluyendo ulceración gastrointestinal y perforación.

Lesiones de vías respiratorias

La lesión cáustica a las vías respiratorias puede ocurrir si un individuo inhala peróxido de hidrógeno grado alimenticio, como ha señalado el estudio de "Canadian Journal of Gastroenterology". La aspiración consiste en inhalar accidentalmente el líquido en la tráquea y pulmones al tragar. Aspirar esta sustancia puede causar estrechamiento de las vías respiratorias y laringoespasmo, un espasmo de las cuerdas vocales que hace que sea difícil respirar. Estas condiciones pueden requerir un tubo de respiración y ventilación mecánica.

Exceso de oxígeno

El peróxido de hidrógeno en el cuerpo puede liberar cantidades peligrosas de oxígeno, según el artículo "Canadian Journal of Gastroenterology". La rápida liberación de oxígeno puede provocar la perforación del estómago o de los intestinos. Las cantidades excesivas de oxígeno en el torrente sanguíneo pueden dar lugar a una embolia de gas, o de burbuja en el sistema gastrointestinal o en el cerebro. Una embolia de gas en el cerebro es similar a un accidente cerebrovascular.

Peligros intravenosos

La U.S. Food and Drug Administration emitió una advertencia el 27 de julio de 2006 en lo que respecta a la posibilidad de que el consumo de peróxido de hidrógeno de grado alimenticio cause irritación gastrointestinal o ulceración. La advertencia también se dirigió a la administración intravenosa de peróxido de hidrógeno, que puede causar la inflamación del vaso sanguíneo en el sitio de inyección, embolia de gas en los vasos sanguíneos y reacciones alérgicas que amenazan la vida.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley moore | Traducido por mayra cabrera