¿Cuáles son los peligros de los niños usando salas de chat?

Con todo lo bueno que implica la Internet también hay algo de peligro. Monitorear el uso de Internet de tu hijo y mantener una comunicación abierta con el mismo sobre lo que ve y con quién habla puede ir muy lejos en cuanto a ayudarlo a evitar peligros en las salas de chat.

Depredadores

Los niños no son las únicas personas que se encuentran en los salones de chat orientados específicamente para niños. Un artículo en el National Center for Missing and Exploited Children reportó que uno de cada 7 niños entre las edades de 10 a 17 ha sido abordado por un depredador. Los depredadores eligen como blanco estas salas de chat para abordar a los niños en conversaciones y luego convencerlos de un encuentro. Las salas de chat monitorizadas no son tan peligrosas porque los usuarios están registrados y las conversaciones son observadas, según Net Safe Kids, pero es posible que un predador se acerque a tu hijo de esta forma. Los predadores se hacen amigos de tu hijo, usualmente haciéndose pasar por otro chico o adolescente mayor, y ganan su confianza comportándose como un amigo de confianza o comprensivo. Una vez gana la confianza en el salón de chat, el depredador moverá la conversación a un área privada o en persona.

Acosadores

Las salas de chat son un lugar donde los acosadores pueden tener rienda suelta sobre sus potenciales víctimas con el goce del anonimato. Los acosadores pueden comenzar como amigos y luego conseguir que tus hijos les den sus direcciones de correo electrónico, donde la intimidación continuará. O puede que la intimidación ocurra a través de la mensajería instantánea o una sala de chat. Puede ocurrir en foros adjuntos a salas de chat, donde los acosadores pueden publicar información incierta y dañina sobre tus hijos.

Pornografía

Las salas de chat a veces son usadas para publicar enlaces a pornografía. Tu hijo puede hacer clic en un enlace que lo lleve a un sitio ofensivo, ya sea de forma intencionada o por error. Algunas veces estos enlaces son publicados por los depredadores y otras veces son la publicidad de los sitios. Un artículo en Safe Surfing Kids sugiere que esto puede ocurrir en cualquier sala de chat, incluso aquellas permitidas por el control parental, y es aconsejable verificar el historial de la computadora de tu hijo luego de que el mismo la use.

Más galerías de fotos



Escrito por erin monahan | Traducido por lautaro rubertone