¿Cuáles son los peligros de beber vinagre?

La idea de que el vinagre, un líquido producido por la acción de levadura y bacteria en jugos hechos de frutas o granos, podría tener propiedades medicinales no es nueva. El vinagre fue usado para tratar el malestar estomacal en la guerra civil y, antes, fue usado por Hipócrates como un antibiótico, informa la consultora de nutrición Beth Fontenot en "Nutrition Forum". Sin embargo, beber vinagre puede tener efectos secundarios peligrosos y desagradables. Nunca bebas vinagre sin discutirlo primero con tu médico

Quemaduras cáusticas

El vinagre es altamente ácido. Por estas razones, la mayoría de quienes proponen beber vinagre sugieren diluirlo con agua o con otra sustancia. El vinagre del hogar contiene del 4 al 5 por ciento de ácido acético, informa el doctor C.H. Chung del Hong Kong North District Hospital Accident and Emergency Department en el “Hong Kong Medical Journal", haciéndolo un ácido débil que puede, sin embargo, provocar quemaduras cáusticas en el esófago y el estómago. El Dr Chung informa que un paciente que bebió una cucharada de vinagre de arroz para tratar de disolver un hueso atorado en su garganta (un remedio común casero en China) sufrió inflamación en la garganta y quemaduras cáusticas de segundo grado en el esófago. Estas quemaduras podrían requerir endoscopia para su diagnóstico y tratamiento, junto con una dieta especial y posiblemente cirugía.

Destrucción del esmalte dental

La naturaleza cívica del vinagre podría erosionar el esmalte dental. Hecho de la sustancia más dura del cuerpo humano, el esmalte dental protege al diente de partirse y de que se formen cavidades.

Adelgazamiento de la sangre

El vinagre podría tener propiedades anticoagulantes, advierte Columbia University Health Services. No bebas vinagre sin la aprobación de tu médico si tienes una enfermedad que licúa tu sangre y aumenta tu tendencia a las hemorragias o si te tratas con anticoagulantes, como heparina o warfarina; de otra forma, podría provocar más hemorragias.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon perkins | Traducido por susana lópez millot