¿Cuáles son los peligros de los juegos inflables para niños?

En patios interiores a festivales al aire libre,a menudo es común encontrar tanto a niños como a adultos saltando en grandes inflables. En la mayoría de los casos, tu hijo se divertirá y saldrá ileso, especialmente si prestas atención a un par de normas de seguridad; no obstante, debes tener en cuenta que los peligros potenciales continúan estando presentes y siguen siendo graves. De acuerdo con la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría), un promedio de 31 niños por día durante el año 2010, fueron tratados por heridas sufridas al jugar en un enorme un castillo inflable.

Golpes y contusiones

Los golpes y las contusiones son quizás las lesiones más comunes que llegan a ocurrir sobre los saltadores y casas inflables. Al colocar a varios niños juntos sobre un juego de estos, llega un momento en que se les hace difícil controlar la forma en que rebotan. Un niño mayor, por ejemplo, puede fácilmente saltar con la debida fuerza como para hacer volar fuera a los más pequeños. Aunque la casa en sí está bien acolchada y no es motivo de preocupación, un niño puede chocar con otro y salir lastimado. En un ejemplo extremo, dos niños podrían chocar sus cabezas entre sí y golpearse gravemente al punto de que ambos o al menos uno, podría sufrir una conmoción cerebral.

Fracturas, esguinces y torceduras

Alrededor del 50 por ciento de las lesiones tratadas que ocurren al jugar sobre un inflable son distensiones, esguinces y fracturas, explica la American Academy of Pediatrics. Esto ocurre con más frecuencia en las extremidades inferiores y superiores en el momento en que el niño aterriza de forma errónea luego de saltar con fuerza. Por otra parte, es un hecho que tu hijo puede romperse un par de huesos al caer sobre una superficie exterior dura.

Muerte

Aunque han sido casos raros, ABC News informó en el 2008 sobre algunas muertes causadas durante una sesión de juego en una casa inflable. Esto llega a ocurrir cuando hay adultos saltando junto con niños en una misma estructura. El peso de un adulto puede arrojar a un niño fuera del inflable, mientras que si el adulto cae sobre el niño, puede también causarle lesiones graves o inclusive la muerte.

Riesgo de ser arrastrado y elevado por los aires

Cuando instales un inflable o saltador en un espacio al exterior, es vital que lo sujetes firmemente al suelo con ayuda de correas de seguridad. De no hacerlo, la casa inflable podría ser arrastrada o elevada por una ráfaga de viento junto con los niños que juegan dentro. Esto realmente llega a ocurrir en algunos casos.

Más galerías de fotos



Escrito por maggie mccormick | Traducido por pei pei