¿Cuáles son los peligros de iniciar antes de tiempo el entrenamiento de control de esfínteres?

Muchos padres se sienten presionados para ayudar a sus niños a alcanzan los hitos del crecimiento de una edad determinada, incluso si esto significa forzar su desarrollo. En el caso del entrenamiento del control de esfínteres, si tratamos de entrenarlo muy temprano, en realidad podemos hacer más mal que bien. Lo mejor es tener un poco de paciencia y comenzar el entrenamiento para dejar los pañales cuando tu hijo esté listo.

¿Está listo tu hijo?

El primer paso del entrenamiento para el control de esfínteres es determinar si tu hijo está preparado. Según la American Academy of Family Physicians, cuando un niño señala que su pañal está mojado, puede entender instrucciones básicas, es capaz de subir o bajar sus pantalones, se mantiene seco durante dos o más horas, o expresa interés en usar el baño, es que está listo para dejar los pañales. Comenzarás a ver estas señales entre los 18 y 24 meses de edad aproximadamente. Muchos niños todavía usan pañales en sus primeros dos o tres años de vida, especialmente de noche.

Frustración

Uno de los peligros de realizar el entrenamiento del control de esfínteres demasiado temprano es la creciente frustración que tú y tu hijo sentirán. Según la American Academy of Pediatrics (AAP), la mayoría de los niños menores de 18 meses no sentirán la necesidad de ir al baño. Hasta que tu hijo no pueda reconocer que tiene ganas de hacer pipí o caca, no puede dejar los pañales. Forzar su entrenamiento probablemente dará como resultado lágrimas y rabietas, y te sentirás frustrado porque el entrenamiento no está funcionando.

Resistencia

A los niños pequeños les encanta tener éxito y dominar nuevas habilidades. Si lo obligas a dejar los pañales demasiado pronto, corres el riesgo de enseñarle que usar el baño es desagradable. Puede que incluso se niegue a usar el baño aún cuando tenga la necesidad de ir, porque se resiste a a lo que le estás imponiendo. Según la AAP, puedes ayudar a tu hijo en el proceso para dejar los pañales si se los quitas tan pronto como estén sucios. Esta acción le enseña a tu hijo que la orina y las heces deben ser eliminadas del cuerpo, y que se desechan. Cuando tiras el pañal al tacho de basura, anímalo a mantener una actitud positiva sobre este proceso o coméntale sobre lo bonito que se siente estar limpio.

Accidentes

Los accidentes son una parte natural del entrenamiento del control de esfínteres, pero si éste empieza demasiado pronto, la cantidad de accidentes podría ser monumental. La AAP señala que los niños necesitan tener las habilidades motoras necesarias, como la capacidad de caminar, manejar la ropa y permanecer sentados en el inodoro el tiempo suficiente para terminar la eliminación. Estas habilidades no están presentes normalmente hasta los 18 a los 24 meses de edad. Los frecuentes accidentes debido al entrenamiento prematuro también pueden provocar una falta de confianza y autoestima, que puede afectar la vida de tu hijo en muchas áreas.

Más galerías de fotos



Escrito por cara batema | Traducido por luis eduardo barbosa