¿Cuáles son los peligros de que un niño se quede dormido en una caminadora?

De acuerdo a Kids Health from Nemours, "Más niños son lastimados en caminadoras para bebé que en otro producto infantil". Además de retrasar el desarrollo de la habilidad motriz, las caminadoras con llantas han causado miles de lesiones en infantes y niños pequeños. Las caminadoras son tan peligrosas que la American Academy of Pediatrics ha propuesto que se prohíban. Los niños jóvenes y bebés que se quedan dormidos en las caminadoras pueden verse como algo inofensivo a primera vista; sin embargo, esta aún puede ser una causa de escenarios peligrosos de los cuales los padres deben tener cuidado.

Rodando al peligro

Los bebés y niños pequeños a menudo se mueven mientras duermen. Una patada involuntaria puede mandar a un niño dormido escaleras abajo o rodando de una colina o inclinación. La AAP encontró que miles de niños menores a 15 meses son tratados en hospitales cada año por lesiones relacionadas a caminadoras, especialmente de caídas de escaleras.

Tropiezos

Las caminadoras pueden voltearse, atorarse en un pedazo de alfombra o un juguete y tropezar, tirando a tu niño. Los infantes que no tienen la habilidad de rodar o sentarse por sí mismos pueden caer boca abajo y ahogarse con una almohada o sábana. Si un infante se cae hacia una alberca, una bañera, un lavabo o incluso un charco poco profundo, podría ahogarse.

Atrapamiento

Un bebé o niño pequeño durmiendo puede enredarse en una caminadora y punzarse o cortarse un dedo de la mano o el pie. Si un infante queda atrapado, existe peligro de sofocarse al estar su cuello comprimido contra la bandeja de la caminadora.

Alternativas a la caminadora

Los expertos en niños, Dr. Greene, Dr. Sears y la AAP recomiendan usar alternativas a la caminadora, como un platillo de ejercicios o un gimnasio de juegos sin llantas. Los platillos de ejercicios y centro estacionarios de actividades le permiten a un niño sentarse recto, rebotar y jugar sin los mismos riesgos de una caminadora con llantas.

Más galerías de fotos



Escrito por bonnie crowe | Traducido por ulises domínguez